Atlético Concepción: un club que quiere recuperar su grandeza

Con beneplácito, Banda del Río Salí ve que los “Leones” vuelven a ser una motivación para la juventud de la ciudad.

16 Dic 2019 Por Miguel Eduardo Décima

Quienes aman y se apasionan con Atlético Concepción, durante 2019 libraron una dura batalla contra los irresponsables que nunca faltan y que provocaron que la entidad de Banda del Río Salí sufra sanciones disciplinarias y estuviera en el ojo de la violencia cuando jugaba lejos o dentro del estadio “Ingeniero José María Paz”.

Con el ascenso que los bandeños concretaron a Primera A de la Liga Tucumana de Fútbol luego de militar durante cinco años en el ascenso liguista, muchos se ilusionan en que el club vuelva a ser la convocatoria obligada de la juventud de esta populosa ciudad del este tucumano. Para saber cómo se fue gestando el cambio de mentalidad al resto de la parcialidad, LG Deportiva visitó en el estadio bandeño. Y allí conversó con María Eugenia “La Nena” Herrera, Carolina Viltre, Nicolás Chocobar y Franco Adrián González.

La “Nena” no pudo dejar de emocionarse por todo lo que vivió el 17 de noviembre pasado, cuando los “Bandeños”, con un espectacular tanto de Jonatan Amaya, venció 1-0 a Estación Experimental y concretó el ansiado regreso a la máxima categoría.

“Yo prácticamente me crié en este club. Por eso fue una gran satisfacción poder haber formado parte de este ascenso, que llenó de alegría a toda esta parte de la provincia. Quienes estuvimos en los momentos de mayor relevancia del club en la década del 80, lamentábamos profundamente que estuviera militando en la categoría inferior. Tenemos una historia, somos el tercer grande de la provincia”, dijo la apasionada simpatizante “bandeña”.

“Nena” reconoce que los malos momentos que atravesó el club en la última década no fueron casualidad. “Fue el accionar de gente que para nada quería a la entidad y que nunca midió la consecuencia de sus actos. Esto terminó hundiendo al club. Pero como acá hay gente que quiere mucho a Atlético Concepción, nos unimos para empezar a cambiar esa imagen de violencia que arrastrábamos por culpa de esos inadaptados. Por suerte y con mucha alegría, podemos decir que estamos logrando el objetivo que nos propusimos. Queda mucho camino por recorrer, pero los primeros pasos fueron positivos”, comentó.

En cierto momento de la charla, Carolina coincidió con las apreciaciones de “Nena”. “Es que en la última campaña del equipo se pudo ver cómo en forma progresiva las familias volvían al estadio. Y eso no es poca cosa, luego de vivir momentos complicados que nadie quiere recordar en estos momentos. Aunque yo era muy chica, mi familia venía siempre a ver los partidos cuando Atlético Concepción participaba en los certámenes nacionales. Del presente, me gusta rescatar que la gente está empezando a perder el miedo de venir a la cancha. Sabemos que esto recién empieza. Estamos empezando a concientizar a los incrédulos sobre que nuestro trabajo se centrará más en lo social que en lo deportivo”, señaló quien tiene un hijo jugando en la Reserva y otro en la categoría 2005 del club. Carolina agregó: “De un tiempo a esta parte se vive otro clima y esto nos demuestra que no todo está perdido para quienes, como yo, estamos preocupados por el futuro de nuestros hijos. Pasar por los portones del club y ver la actividad de contención que hoy se realiza, nos pone inmensamente feliz”.

Volvió la familia

A su turno, Chocobar resaltó que el regreso de la mujer al estadio fue clave para que el clima en el club fuera muy distinto al que se vivía en años anteriores. “Con mucha alegría, en el torneo que acaba de finalizar, pudimos ver, sobre todo cuando jugamos de local, una gran cantidad de familias en las tribunas. En mi caso particular, en los años anteriores iba a la popular, pero durantes esta temporada asistí al sector de plateas. Una de las razones es que traje al estadio a mi hija y a mi pequeño nieto. Hoy es el momento de resaltar la tarea de concientización que hizo mucha gente para cambiarle la cabeza a quienes tomaban un estadio para dar rienda suelta a su lado belicoso. Por suerte, con mucha perseverancia estamos cambiando esa mentalidad”, señaló.

Por último González, que forma parte de un medio partidario del club, resaltó el comportamiento de la hinchada del “Bandeño”. “Los simpatizantes fueron a todas partes y siempre se comportaron con mucha corrección. Uno, que transitó durante tantos años esta zona, no puede dejar de resaltar que la barra ya no está dividida como estuvo en años anteriores. En ese tiempo, cada barrio tenía su grupo y era donde se iniciaban los focos de violencia. Una muestra clara de lo que afirmo ocurrió en la semifinal que jugamos con Experimental. Allí, hubo un solo grupo que festejó largamente lo que consiguieron los muchachos en el campo de juego”, aseguró Franco, con mucha satisfacción.

Un poco de historia

- El club bandeño fue fundado el 27 de diciembre de 1909.

-Su estadio ubicada en Banda del Río Salí se llama “Ingeniero José María Paz”.

- La directiva de la entidad bandeña es presidida por Daniel Bustos -a la izquierda de la imagen-.

- En 1980, 1982 y 1983 participó en los torneos de Primera División de la AFA.

- En 1986 eliminó a San Martín y jugó por primera vez en el Nacional B.

- Entre los jugadores más representativos están José Gutiérrez y Mario Pedraza.

- En siete ocasiones consiguió el título de la Liga Tucumana de Fútbol.

- Rafael González, Hugo García y Francisco Ferraro  fueron DT de los “Leones”.

- Luego de cinco años en el ascenso, en 2020 jugará el Primera A de la Liga.

Comentarios