Distinguieron un estudio sobre abejas nativas del INTA Famaillá

El trabajo está enfocado en el manejo racional de una de las variedades sin aguijón.

07 Dic 2019
1

PROYECTO. La investigación incluye el análisis de la miel y de otros productos.

El estudio de la cría racional, del manejo y de la utilización de abejas nativas, por parte de un equipo del INTA Famaillá liderado por Gerardo Gennari, recibió un reconocimiento por parte de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Se trata del premio Fidel Roig, que se otorga a grupos de investigación pertenecientes a instituciones del sistema científico y tecnológico de la Argentina, que desarrollen y ejecuten acciones de conservación o de uso sustentable de la biodiversidad autóctona del país o de alguno de sus componentes.

El estudio distinguido se enmarca dentro del proyecto “Aprovechamiento sustentable de la biodiversidad de abejas nativas en la Argentina”. Se trata de un aporte para la conservación de insectos polinizadores, e incluye el análisis y la caracterización de la miel y de otros productos de las abejas nativas sin aguijón (ANSA), recientemente incorporado al Código Alimentario Argentino.

En el proyecto participan especialistas del Conicet, de la Universidad Nacional de Tucumán, de la Universidad Nacional de La Plata, del Ministerio de la Producción de Chaco, de la Administración de Parques Nacionales, del Instituto de Investigación para la Agricultura Familiar del INTA en Cuyo y de las unidades del INTA de Colonia Benítez (Chaco), de Concordia (Entre Ríos) y de Aguilares (Tucumán).

El premio -una medalla, un diploma y $ 120.000 destinados al instituto de pertenencia del grupo- fue entregado en un acto encabezado por el presidente, Mauricio Macri. “El mundo cambia cada vez más rápido y debemos estar preparados para estar a la altura. El mundo sabe que tenemos la capacidad de generar conocimiento disruptivo y novedoso”, dijo Macri.

“Es un gran incentivo al grupo de trabajo. Sabemos que hay mucho por hacer, pero agradecemos este reconocimiento”, señaló Gennari. En cuanto al proyecto de las ANSA, el investigador resaltó: “las abejas son uno de los grupos de insectos más abundantes en la naturaleza. Son responsables de aproximadamente un 35% de la producción global de alimentos. Realizan la polinización de aproximadamente el 90% de las especies silvestres del mundo, lo que impacta en el equilibrio del ambiente. Por eso, son importantes y es necesario estudiarlas para conservarlas”.

Además, precisó que dentro de las 1.100 especies de abejas que se hallan en la Argentina, se destacan los grupos sin aguijón; de las cuales 10 especies tienen un gran potencial para la obtención de miel, polen, propóleos o resinas y servicios de polinización.

“Nuestro trabajo está enfocado en el manejo racional de las abejas y en ajustar las técnicas de cría ‘in vitro’ de reinas de ANSA, para la formación de microcolonias bajo condiciones controladas.

De este modo, se podrá incrementar la potencialidad de multiplicación y minimizar la ‘caza’ de abejas alojadas en la naturaleza”, explicó.

“Desde el Programa apícola trabajamos junto a otras instituciones para aportar a la generación de cadenas de valor que involucren a las abejas nativas, mediante su cría racional, la preservación de su diversidad y la generación de información sobre sus productos. El caso de la incorporación de la miel de yataí al Código Alimentario Argentino es un avance en este sentido y un logro que pocos países en el mundo tienen”, celebró la coordinadora interina del programa Apícola del INTA, Alejandra Palacio.

Comentarios