Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores

27 Nov 2019 Por LA GACETA

Anses

En junio pasado Anses depositó en el Banco Industrial sucursal Tucumán, una suma de dinero correspondiente a la sentencia por un juicio que mi padre llevó durante años -hasta su muerte- y luego continuamos sus herederos. Ese dinero -que nos pertenece- fue depositado a nombre de nuestra madre, pero nunca cumplieron en notificarnos. En el mes de julio, al ir a hacer el trámite de supervivencia de mamá, de casualidad me entero que se había realizado la transferencia, pero a pesar de ser su apoderada ante Anses y ante escribano público, no me permitieron extraer el dinero aduciendo que debía acudir ella personalmente, lo que es imposible por estar postrada. Dos días después vuelvo con toda la documentación, y me notifican que Anses había retirado el dinero porque “hay un plazo de 30 días corridos para retirarlo”, cosa que jamás nadie nos avisó tampoco. A partir de allí todo ha sido un desgastante peregrinaje, sin éxito y con un enorme perjuicio económico y moral. Ya pasaron cinco meses y Anses no ha podido darnos una solución. Para depósitos judiciales no existe, según nos dicen, el formulario de “repago”, y nadie sabe cuál es la forma de que vuelva ese dinero a sus verdaderos propietarios. Entonces, ¿qué hay que hacer? ¿Alguien puede decirnos? Obviamente, mientras tanto continuaremos nuestra pelea en la justicia. Hoy Anses dispone de ese dinero -que no le pertenece- para financiar quién sabe qué. Siento vergüenza y rabia, porque imagino que habrá miles de situaciones parecidas, y en la mayoría de los casos afectando a aquellas personas con más necesidades y menos posibilidades de defender sus derechos, en este país en el que tanto cuesta confiar en el Estado.

Luz García Hamilton

[email protected]

Jubilados docentes nacionales

Soy jubilado docente nacional. Luego de 50 años de actividad y aportes ininterrumpidos. A Néstor Kirchner le debo el decreto 137/05, a Cristina Kirchner la primera ley de movilidad, solución salomónica de la correspondiente actualización semestral, hoy derogada por los actuales administradores. Sé que a Sergio Massa y a Mirta Tundis les debo no tributar ganancias porque no excedo seis veces la mínima. Es un desquicio que algunos jubilados tengan cuatro (aún más) actualizaciones al año y nosotros solamente dos, con los peores índices resumidos en una fórmula arbitraria denominada ripdoc. En ningún medio de comunicación local y/o nacional escuché ni leí que los jubilados docentes nacionales recibimos solamente dos actualizaciones anuales y que fuimos expresamente excluidos de la reparación histórica por ser “jubilados especiales”. ¿Especiales? ¿Porque nuestro primer haber jubilatorio es el 82% exacto únicamente de la suma de los rubros blancos de la última boleta mientras estamos en actividad? Al haber sido suprimida por el actual Gobierno nacional la acertada fórmula de movilidad de Cristina y de Massa, la movilidad macrista, diseñada por Pichetto, 70/30 se la aplican al nivel general cada trimestre y a nosotros se nos diseñó el ripdoc ultra tramposo, injusto, que nada tiene que ver con el glorioso 137/05 de Néstor Kirchner. Y nos actualizan dos veces al año. Alberto, Cristina, Sergio, Mirta, los jubilados que recuerdan y piensan como yo los estamos esperando. Ustedes siempre han tenido presente la verdad evidente, crasa, la pura verdad con respecto a la clase pasiva, en particular la de los jubilados docentes nacionales. Dios los bendiga.

José René Iovane

[email protected]

Aniversario de Atep

Estamos pronto a celebrar los 70 años de la fundación de un gremio que marcó rumbos y fue ejemplo de lucha gremial. Se trata del gremio de ATEP. Inexorablemente llegan a nuestros recuerdos algunos de los logros que hemos conseguido, como por ejemplo la aprobación del Estatuto Provincial Docente y la obtención de la Personería Gremial, siendo unas de las primeras organizaciones docentes en obtenerla. Esto fue vital, ya que nos convertía en interlocutor válido ante la administración publica provincial para representar a los trabajadores de la educación. La última dictadura cívico-militar no nos fue ajeno y perdimos a varios dirigentes entre los que podemos recordar a Isauro Arancibia y a su hermano Arturo René, asesinados en un acto de barbarie. Los compañeros, fieles al legado de los fundantes, comprendieron que lo único que vence al tiempo es la organización, y continuaron en diversas luchas gremiales, que marcaron profundamente a los docentes tucumanos. Por el esfuerzo, diálogo, compromiso y honestidad de afiliados y dirigentes puesto al servicio de los docentes, feliz aniversario.

Juan Carlos Alvarez

[email protected]

Las cosas como son

El mandato del actual presidente Mauricio Macri esta por finalizar de la manera mas exitosa que pudo terminar cualquier gobierno en la historia de la República que no tenga el sello peronista desde su advenimiento. Lo hace sin revueltas. Sin represiones. Sin muertos. Sin desaparecidos. Con el narcotráfico desarticulado y baja en todas las estadísticas del delito. Lo hace con una inversión envidiable que aporta soluciones para millones de compatriotas. Lo hace fundamentalmente en tiempo y forma. Mandato cumplido no cercenado. No pudieron implantarle el golpe de Estado como al ex presidente Fernando de la Rúa. Los esfuerzos de algunos energúmenos por desestabilizar la gestión fueron denodados, pero a la vez inútiles. La democracia en la Argentina está sanando. Ninguno de estos resultados puede demostrar ningún gobierno en los últimos 70 años. Conservó después de perder las elecciones el 41% de apoyo incondicional de una sociedad que está cansada de chucherías para todos, vagancia para todos, epidemia de narcotráfico y funcionarios corruptos. Ni Cristina Kirchner con su 54% pudo conservar ese reconocimiento. Y los números no mienten. Hoy está todo más que claro. No se esconde absolutamente nada. Las estadísticas son públicas. No hay ocultamientos ni prácticas antidemocráticas. El que quiere saber, lo sabe. Argentina hoy está abierta al mundo. Salimos del ostracismo. La Argentina tiene muchas buenas condiciones para progresar gracias a un gobierno responsable y futurista. Condiciones más que propicias para la gestión sobreviniente. Ya no necesita importar gas. Se exporta. Ya no necesita transparentar datos. Son públicos. Ya no necesita entablar lazos con la comunidad internacional. Está listo el tratado UE-Mercosur. Ya no necesita sanear las tarifas. Trabajo realizado. Ya no necesita devaluar. Tiene dólar competitivo. Las obras de infraestructura inconclusas fueron terminadas. Las nuevas y numerosas obras que llevan tranquilidad al ciudadano fueron comenzadas y terminadas con un ahorro de casi un 40%. No puedo enumerar todo porque esta generosa sección establece un sano límite. Lo mejor está por venir. La vara ahora está donde tiene que estar. Auguro al nuevo presidente Alberto Fernández una gestión de mejores logros para conseguir lo que todos los argentinos queremos. Un futuro.

César Augusto Cortés

Don Bosco 3.172

San Miguel de Tucumán

Concepción

Sin ánimo de polemizar ni desprestigiar después de cumplir mi querida ciudad de Concepción los 119 años de su municipalización, y analizando que a pesar de haber cambiado la imagen urbana con su nuevo maquillaje arquitectónico sobre el sector principal de la zona céntrica; opino que necesita urgente un estudio antropológico rural-urbano. Debido a muchas ideas neoliberales que intentan acumular las riquezas y las necesidades sobre el sector con el peligro de convertirla en mercancía y mendicidad. Concepción debe mirar hacia el oeste buscando la salida hacia el Pacífico, promover el turismo ya que cuenta con un extenso Parque Nacional. Está creciendo con su hábitat más en asentamientos informales que con barrios planificados. No se respetan las normas de medio ambiente, el control de calidad del agua ni se trata el RSU. Ídem con los líquidos cloacales: no se cumple con la ordenanza de las distancias entre la zona urbana y la plantación de cañaverales que pertenece a zona rural. El transporte de pasajeros tanto rural como urbano debe tener un recorrido coordinando horarios en combinación con paradas y seguridad para el pasajero. Relevar los niveles pluviométricos con el fin de desagotar rápido las calles porque llueve 40 mm en poco tiempo y se anega la ciudad. Construir la avenida Costanera sobre los brazos este del Chirimayo y sur del Gastona, acordonando a la vez un muro de contención con desecho de demoliciones y material sobrante de los lechos; mejorar la iluminación de los barrios periféricos, reforestar todos los espacios verdes con el fin de oxigenar a la ciudad. Concepción siempre fue y será ciudad de la amistad y del progreso.

Pedro Pablo Castaño (padre)

Las Palmeras-Barrio J. D. Perón


Concepción

Jubilados

El PAMI y la Anses, desde tiempos sin memoria y desde todos los gobiernos, hicieron uso y abuso de los ancianos argentinos, ni a los K, ni al de la pobreza 0, les tembló la mano para hacer del Fondo de los jubilados cualquier cosa imaginable, menos para mejorar la situación de los ancianos argentinos. El de la pobreza Cero cree que puede conformar un frente de oposición. Prometió de todo. Nunca cumplió. Hace cerca de 90 días me tenían que enviar drogas para el cáncer. ¿Han calculado cuántos viejos murieron porque las drogas llegaron tarde? Hace nueve años inicié un juicio para que me pagaran lo que deben. Después de soportar tortuosas apelaciones me informan que aquí todo está listo, sólo que falta que me “carguen al sistema”. Estos meses se me agudizó la artrosis generalizada en evolución que tengo (ya me hicieron un implante de cadera); concurrí a un médico especialista en el dolor, los remedios costaron $ 38.800. Gano menos de $ 18.000. ¿Nadie controla lo que cuesta un remedio? ¿Existe algún ente que controle por qué un remedio vale lo que vale? ¿O es que los laboratorios extranjeros tienen la ominosa libertad de cobrar lo que quieren? Creo que es hora de decir basta a este libertinaje, la vida de enfermos es lo que menos importa, primero están los laboratorios, después están los laboratorios extranjeros. Ese festín de buitres debe terminar; es necesario crear un ente que sepa controlar y exigir que los laboratorios justifiquen el precio de los remedios. No es posible que en esta Argentina pujante hayan enfermos que se mueren por que no tienen para comprar medicamentos. ¿Esta es la justicia social que venimos soportando? Comencemos por controlar a los laboratorios, los que no tratan de traer medicamentos sino hacer de cada medicamento un negociado inmoral. Noruega tiene un Ministerio de lo Moral. Los del Gobierno deben tomar medidas para no permitir que inmoralidades como estas se naturalicen como un hecho normal. Mientras el PAMI y la Anses siguen estafando a los jubilados, pagándoles menos de la mitad para no ser pobres. Justicia Social, ¿dónde estás?

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios