“El Gran Poder” de Karamelo Santo sonará fuerte por la paz

Bandas tucumanas, de Buenos Aires, Salta y Mendoza tocarán desde temprano en Barrio Sur Un nuevo festival se inaugura en el escenario Facundo Pereyra, y busca posicionarse en la agenda del rock. Los fans de Divididos pudieron elegir algunos temas. Karma Sudaca, Perro Ciego, Karamelo Santo, Cielo Razzo, El Faro y La Branca.

16 Nov 2019 Por Jorge Figueroa
1

LOS INTEGRANTES DE KARAMELO SANTO. Más de 25 años llevan los mendocinos experimentando con el rock, el ska, el reggae y la cumbia.

De las “Bailantas Akústicas” a “Híper enchufados”, Karamelo Santo se posicionará en el escenario del festival Atahualpa Rock; será una de las animadoras del encuentro que arranca hoy. “Recorreremos canciones desde nuestro primer disco hasta las de ‘El Gran Poder’. No vamos a poder esconder la alegría de estar ahí”, le anticipa Mario Yarke a LA GACETA durante una entrevista.

El grupo mendocino es muy conocido en esta ciudad, con sus ritmos con raíces americanas como el reggae, la salsa y el ska con bases de rock, que hacen bailar y corear los estribillos a los fanáticos. Y la experimentación parece no tener límite, al menos por ahora, de ese rock con raíz latina.

“La curiosidad se mantiene. Desde hace un tiempo venimos haciendo lo que llamamos ‘Bailantas Akústicas’ aquí en Buenos Aires. Se trata de desenchufar un poco las canciones, bajar el volumen y cambiar un poco de instrumentos. Canciones de perfil rockero se convierten, por ejemplo, en cha cha cha, en algunas cumbias, reggaes, bossas y alguna cuequita cuyana”, describe Yarke. “Lo que más queremos es paz”, expresa.

- ¿Me parece a mi o el grupo vivió años sabáticos?

- El mundo que hablaba de nosotros está en años sabáticos (ríe). Bromas aparte, siempre supimos sobre los vaivenes de lo que se escucha y no y de lo que ‘es’ y en algún momento ‘deja de ser’. Cambios de músicos, cambios de sello, cambio de hogares hicieron mella en la visibilidad de nuestra continuidad. Hubo pausas que no fueron sabáticas. Goy ha producido innumerable cantidad de artistas y discos y yo me dediqué a trabajos audiovisuales. Coincidieron nuestras ganas con los 25 años de carrera para reimpulsar la banda. Fuimos a México, Chile y Brasil, tocamos en todo el país, desde Comodoro Rivadavia a Jujuy y de nuestra querida Mendoza a Misiones. Pero, a favor o en contra, siempre sentimos que empezamos de nuevo. Y nos gusta también esa sensación.

- “El Gran Poder” es un atractivo título. ¿Algunas son canciones nuevas? ¿Qué le dirías a los lectores sobre ese disco, de qué habla?

- Es como ver de dónde venimos y hacia dónde podríamos estar yendo. Aunque nos permitimos los ‘timonazos’, no vamos a ir más lejos de lo que nuestros ideales estéticos nos permitan. ‘El Gran Poder’, la canción que da titulo al disco, podría haber integrado nuestro primer disco, ‘La Kulebra’, grabado en Mendoza en 1993. Tiene un riff poderoso de guitarra que viene de la sensación y energía de nuestros veintipico. El concepto de ‘El Gran Poder’ se resignificó en estos convulsionados tiempos. Se expandió para volver al disparador original: el maravilloso poder interno de cambiar las cosas, como individuo o grupo, de no esperar magia de nadie y desconfiar de los mecenas desinteresados: Do it yourself (“Hágalo usted mismo”). Ese concepto, que parecía algo naif al principio, llegó mucho más lejos al ver las escenas en Chile y Bolivia y antes en Ecuador y Venezuela. La necesidad intrínseca y vital de cambiar las cosas, con las fuerza que viene de adentro, de la injusticia que te hace arder las tripas. En grupo, pidiendo por lo mismo. Y ahí volvemos al concepto original: todos y cada uno de nosotros tenemos el gran poder de cambiar las cosas. Hoy lo que más queremos se sintetiza en tres letras: paz. Es un pedido que suena ingenuo y hasta fuera de tiempo, pero rogamos por calma y tolerancia. No queremos pelearnos con el de al lado que es víctima, como nosotros, de maltratos jerárquicos, de gobiernos corruptos y/o incapaces, de pequeños poderes nefastos que disfrutan tanto haciéndose notar. Estamos cansadísimos de desconfiar. Y cansados de la decepción y el enojo. Nos encantaría envejecer en paz.

ACTÚA HOY

• Desde las 17, en el Club Central Córdoba, en avenida Alem y Bolívar.

Apuesta: el escenario Facundo Pereyra

Rubén Urueña destaca el debut del festival Atahualpa Rock “Estamos apostando al rock. Nos conocemos mucho con algunos músicos. Los chicos de La Renga recuerdo que llegaron y se pusieron a jugar al fútbol en la canchita, en este club hay mucho rock. Y con ‘Mollito’ (Ricardo Mollo) está todo muy bien; no te olvides que su hijo se llama Atahualpa”, sostuvo el productor y titular del Club Central Córdoba. El empresario no se olvida del periodista Facundo Pereyra: “sentí mucho su muerte. Tenía un trato muy especial con él, lo queríamos mucho, por eso el escenario lleva su nombre, es un homenaje”, concluyó al presentar el nuevo festival.

Comentarios