Desde México, Evo Morales inquieta a sus opositores en Bolivia

El ex presidente y rival político de Morales, Carlos Mesa, le pidió al Gobierno mexicano que Evo deje de hacer política desde el asilo.

14 Nov 2019

El ex presidente de Bolivia (2003-2005), Carlos Mesa, reclamó hoy al gobierno de México que evite que Evo Morales siga haciendo declaraciones políticas y promoviendo "violencia" mientras está asilado en ese país, y ratificó que volverá a ser candidato a presidente por la alianza Comunidad Ciudadana (CC).

A este pedido se suma la decisión de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, quien dijo que el ex mandatario no podrá presentarse como candidato en las próximas elecciones, por no estar habilitado para un cuarto mandato.

"¿Cómo es posible que México, un país que tiene una tradición histórica de asilo, y que le ha dado asilo y hasta ahí no hay nada que decir, le permita a Morales declarar políticamente, hacer acusaciones, participar en la política boliviana, promover la violencia y la división?", se preguntó Mesa.

El candidato reseñó que uno de los elementos "fundamentales" del asilo político es la obligación del asilado de "no hacer declaraciones ni hacer ningún tipo de participación política directa o indirecta de ninguna clase", por lo que reclamó a la administración de Andrés López Obrador que "respete su propia tradición histórica".

Desde que llegó a México este martes, tras anunciar su renuncia a la presidencia boliviana, Morales estuvo muy activo en redes sociales, dio una conferencia de prensa y concedió entrevistas a medios mexicanos y de otros países.

Evo Morales durante una conferencia de prensa que fue reprochada por sus opositores en Bolivia. Reuters.

Por otro lado, Mesa anunció que la CC, la coalición que lo postuló en octubre, participará en las elecciones generales con él mismo como candidato y pidió a la presidenta interina Jeanine Áñez que se fijen los plazos en el tiempo más corto posible.

Según el ex mandatario, Morales "no puede ni debe volver", una posibilidad que juzgó "simplemente inaceptable", recogieron las agencias EFE, DPA y ANSA.

"No hay ninguna oportunidad legal para que Evo y García Linera puedan ser nuevamente candidatos", insistió el ex mandatario, que exigió a Áñez "absoluta neutralidad".

"No puede ser un gobierno que tenga algún tipo de inclinación por alguna fuerza política, porque su objetivo es la convocatoria a nuevas elecciones", subrayó.

Mesa advirtió que es una "flagrante mentira" decir que en Bolivia se registró un golpe de estado y volvió a acusar a Morales de querer "violencia y caos, y mentirle al mundo".

Para el ex presidente, la celebración de elecciones "libres y transparentes" es la "solución a esta crisis política" y para que esto pueda tener lugar "es fundamental plantearlo desde la neutralidad absoluta".

En esa línea, juzgó central designar un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) sin dilación y también que haya una fecha para la cita con las urnas "en un tiempo lo más corto posible". (Télam)

Comentarios