"La maldición gitana no surtió efecto": la Municipalidad volvió a limpiar veredas cubiertas de chatarra

Enrique Romero se refirió a la amenaza que le había propinado una gitana el jueves pasado.

12 Nov 2019
1

En la vereda de Juramento y avenida Coronel Suárez había hasta un colectivo abandonado. Captura de video.

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán volvió a "visitar" a las familias gitanas de Villa 9 de Julio esta mañana, y cumplió con lo que había advertido el jueves pasado, luego de un operativo sorpresa en el que habían secuestrado vehículos y chatarra que ocupaban las veredas y parte de la calzada. Ese día, una gitana maldijo "hasta el día que se muera" a los empleados municipales que participaron del operativo.

"La maldición gitana no surtió efecto", ironizó hoy Enrique Romero, subdirector de Tránsito y Transporte de la Municipalidad. El funcionario les había dado un plazo hasta el pasado sábado para retirar los trastos que ocupaban la vía pública.

"Por su puesto que no cumplieron, así que fuimos con maquinaria más pesada para levantar la chatarra y los escombros que bloqueaban las veredas y las calles. Estaban un poco más tranquilos que el jueves", señaló el jefe municipal.

El operativo de hoy continuó en el pasaje Rolando Valladares (donde habían estado el jueves) y se sumaron la avenida Gobernador del Campo al 1.200 y Coronel Suárez y Juramento. 

"Todos debemos entender que las avenidas, calles, pasajes, plazas, parques y veredas son parte de un sistema integrado que son de dominio público, necesario para la circulación de peatones, conductores y vehículos, Y el operativo que dio inicio el jueves de la semana pasada y que continúo hoy no es un hecho discriminatorio contra la comunidad gitana, sino que más allá de sus pautas culturales, deben entender que hay un orden, y que ese orden debe ser respetado, ya que conviven con vecinos que no vivián tranquilos", finalizó Romero.

Comentarios