El nuevo cepo al dólar generó cuestionamientos de los economistas

El BCRA dispuso que las personas físicas sólo podrán comprar hasta U$S 200 por mes por operación bancaria y U$S 100 en caso de hacerlo en efectivo hasta diciembre.

28 Oct 2019 Por Marcelo Aguaysol
1

DESDE EL BANCO CENTRAL. Se espera que su presidente, Guido Sandleris, detalle los anuncios de anoche.

Se veía venir, pero no con la fuerza que, finalmente, anoche se anunció. El directorio del Banco Central de la República Argentina dispuso que las personas físicas sólo podrán comprar hasta U$S 200 por mes por operación bancaria y U$S 100 en caso de hacerlo en efectivo hasta diciembre. Tal es la comunicación que difundió, una vez conocido el resultado de las elecciones, la entidad que encabeza Guido Sandleris, que hoy mismo prevé profundizar sus anuncios antes de la apertura del mercado. Entre otras cuestiones, deberá definir qué sucederá con las compras con tarjetas de crédito que se realicen en el exterior y con los depósitos en moneda extranjera.

“Ante el grado de incertidumbre actual” dispuso aplicar “una serie de medidas que buscan preservar las reservas del Banco Central”, encabezó el comunicado. El viernes último, las reservas internacionales cerraron en U$S 43.503 millones. En la última semana, esos dólares atesorados por la autoridad monetaria cayeron U$S 1.755 millones y, en lo que va del mes acumuló una baja de U$S 5.200 millones.

El nerviosismo se instaló en la city en los días previos a los comicios de ayer que derivó en un incremento del tipo de cambio. Así, el dólar pasó a costar $ 65 en la punta vendedora de la cotización oficial por el fuerte aumento de la demanda de ahorrista y por la dolarización de los portafolios de las empresas, una conducta propia de los períodos electorales.

La gestión del presidente Mauricio Macri ya había decidido una medida similar a principios de septiembre. Mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU) estableció que se precisaba aval previo para comprar divisas y, además, se obligó a las exportadoras a liquidarlas. En aquella oportunidad (fue el domingo 1), el presidente del Central y el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, aclararon que no se limitaría la extracción de dólares de las cuentas -ni personas físicas ni jurídicas- y que no iba a haber impedimentos al comercio exterior ni a los viajes. Pero dejaron en claro que las personas físicas (individuos) quedaban autorizadas a comprar como máximo hasta U$S 10.000 por mes. Aquel “cepo light” se endureció y anoche se determinó su endurecimiento.

“Esta normativa es transitoria, mantiene la plena libertad para extraer dólares de las cuentas bancarias, tanto para personas físicas como jurídicas, no afecta el normal funcionamiento del comercio exterior ni del turismo”, indicó el BCRA. Aclaró que “estos límites no son acumulativos”. Además, el comunicado oficial indica:

• Las personas humanas y jurídicas que no sean residentes podrán comprar hasta U$S 100 por mes.

• Las personas que hayan comprado más de U$S 200 en octubre y menos de U$S 10.000 no serán penalizadas.

Cuestionamientos

Christian Buteler, analista bursátil, indicó anoche a LA GACETA que existen ciertos riesgos de que esta medida pueda causar más desconfianza y cause otra corrida cambiaria. “Esta medida habla de la gravedad de la situación y, más que hablar de mala praxis por parte de la gestión de Sandleris en el Central, considero que se trató de un manejo electoral de la situación”, manifestó. Dijo que a esto se llegó por haber creído que con un “cepo light” se podía llegar sin mayores contratiempos a las elecciones. “Ahora hay que ver qué sucederá con los depósitos en dólares y hasta puede ser que vuele el dólar libre”, advirtió el especialista. En esa línea, el economista Roberto Cachanovsky cuestionó la decisión adoptada por el Gobierno nacional. “Despotricaron contra el cepo y se van dejando un supercepo. Parece el juego de la oca: vuelve al punto de partida”, puntualizó en su cuenta en la red de microblogging Twitter.

En tanto, por la misma vía, el economista Ignacio Carballo puntualizó que el cepo se contrajo por 50, a U$S 200 al mes. “Si ganaba Macri ¿hacían otra cosa? Si la respuesta es no, era económicamente inevitable, ¿no deberíamos cuestionarnos porqué el BCRA dilapidó casi U$S 6.700 millones por fines electorales?”, indicó.

Efectos en el mercado

La derrota de Mauricio Macri en manos del justicialista Alberto Fernández ha tenido una lectura especial entre algunos analistas del mercado. Particularmente, el economista Diego Martínez Burzaco indicó a nuestro diario que “Juntos por el Cambio realizó una elección muy razonable considerando de dónde venía”. “Creo que, a partir del resultado de las elecciones presidenciales de este domingo, se le pone un límite claro al kirchnerismo, sobre todo en las grandes ciudades. Y eso es bueno por el contrapeso que eso significa para la gobernabilidad. El mercado debería, a priori, festejar con la noticia, al menos de corto plazo”, opinó.

Comentarios