El Concejo tuvo el nivel más bajo de productividad desde 1991

Un reporte del municipio indica que este año los concejales aprobaron 45 ordenanzas; la cifra va en descenso desde 2015.

24 Oct 2019 Por Martín Dzienczarski

La producción de ordenanzas del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán de este año se encuentra entre las más bajas de los últimos 28 años. El dato se desprende de un informe realizado por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán al que accedió LA GACETA. Hasta octubre, se promulgaron 45 ordenanzas este año legislativo. Los dos peores registros, según este reporte, fueron en 2015, con 49 ordenanzas, y en 1991, con 51 (ver gráfico).

Sin embargo, la productividad en ordenanzas se incrementará este año una vez que se promulguen las normas que se sancionaron en la pasada sesión. El número además puede incrementarse en el caso de que se convoque a nuevas sesiones si así lo definen los concejales que asumieron esta semana el mandato en sus bancas para la gestión 2019-2023. Para no quedar entre los cinco años legislativos con menor cantidad de ordenanzas sancionadas y promulgadas en 28 años, hará falta superar las 69 de 2018.

El registro se desprende de un trabajo de digitalización del archivo de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, que abarca la producción del cuerpo vecinal desde 1991. El informe destaca la cantidad de ordenanzas promulgadas en los últimos dos mandatos, aglutinando la producción desde octubre de 2011 a octubre de 2015 y desde octubre de 2015 hasta la última sesión del cuerpo, el 17 de octubre pasado. Durante el mandato 2011-2015, los concejales crearon 376 ordenanzas. Durante la gestión 2015-2019, se produjeron 244 ordenanzas, es decir, 132 normas menos. Se trata de una baja del 35% respecto a la conformación anterior, aunque las cifras podrán modificarse si el municipio promulga o veta la quincena de proyectos sancionados en la última sesión. O si se realizan más sesiones hasta que finalice el periodo de sesiones.

Si bien la cantidad no hace necesariamente a la calidad de la labor parlamentaria, es un parámetro que suele utilizarse para comparar la productividad de un cuerpo legislativo para la sanción de ordenanzas, resoluciones y declaraciones, que es la tarea principal asignada de las cámaras legisferantes.

La lectura de las cifras

Para Armando Cortalezzi, presidente del Concejo durante los últimos dos años -ayer lo reemplazó Fernando Juri para la nueva conformación del cuerpo- el valor a tomar en cuenta para comparar la tarea de los concejales es la cantidad de sesiones realizadas por año.

“En realidad esa cifra -por la cantidad de ordenanzas aprobadas y promulgadas por año- no sirve para calificar la tarea de un cuerpo deliberativo. Me parece que el dato importante es la cantidad de sesiones por año”, consideró Cortalezzi, que la semana que viene asumirá como legislador. Y agregó: “se pueden hacer dos sesiones con 200 proyectos de ordenanzas para pedir a la Municipalidad que haga cordón cuneta o puedo tener muchas sesiones y tratar proyectos que tengan mucho más alcance. En la última sesión se aprobó un régimen para que las personas que viven en edificios sin final de obra por distintas irregularidades puedan normalizar la situación, que las construcciones estén habilitadas y así tener servicios como corresponde y tener escrituras. Como ese, aprobamos muchos proyectos importantísimos”.

Siguiendo al informe municipal, en 10 de los últimos 28 años, la producción de ordenanzas estuvo debajo de las 100: 1991, 1999, 2000, 2007, 2011, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019. Los años en que más ordenanzas se aprobaron y promulgaron fueron 2001, con 167 ordenanzas; seguido por 1998, con 157; y 2002, con 154.

Cortalezzi defendió la tarea del Concejo durante el período 2015-2019: “la estadística a tomar en cuenta para medir la labor del cuerpo debería ser la cantidad de sesiones y no la cantidad de ordenanzas. Creo que hemos tenido un buen número de sesiones y que también aprobamos ordenanzas importantes. Muchos proyectos que requirieron un buen tiempo de estudio, que fueron proyectos de mayor alcance. Los proyectos para pedir pavimento dicen ‘realícese el cordón cuneta en tal calle, en estas cuadras’. En estos años se aprobaron muchos proyectos importantísimos”, insistió el peronista.

Comentarios