Boca-River: siguen los festejos o llega la revancha

El futuro, después del partido de esta la noche es claro y dividido en dos opciones: o el “Millonario” continua gozando con triunfos claves ante su eterno rival o el “Xeneize” se toma revancha con un triunfo que lo levantaría mucho en lo anímico.

22 Oct 2019
1

LA REVANCHA. Martínez Quarta persigue a Ramón Ábila, durante el partido de ida. Ambos volverían ser titulares esta noche en La Bombonera, que rugirá para alentar a Boca.

Si bien la bandera del “Fantasma de la B” flamea cada vez que se enfrentan -para que le recuerde al rival su peor desgracia futbolística-, a los hinchas de Boca se les está haciendo muy cuesta arriba sonreír luego de un cruce ante River.

Durante los últimos cinco años y medio -lapso coincidente con la llegada de Marcelo Gallardo a la dirección técnica-, la superioridad de River por sobre el “Xeneize” en partidos oficiales resulta muy notable. No sólo desde lo cuantitativo -de los 19 cruces entre el 30 de marzo de 2014 y el 1 de este mes, el equipo de Núñez ganó ocho; el “Auriazul”, cuatro, y empataron cuatro veces-, sino también desde lo cualitativo: en los encuentros eliminatorios dentro del mismo período -por Copas Libertadores (2015 y 2018) y Sudamericana (2014), y por Supercopa Argentina (2018)- siempre se terminó imponiendo la “Banda”.

A partir de las 21.30 de hoy, cuando Boca reciba a River por el partido de vuelta de una de las semifinales del principal certamen continental, ambos equipos protagonizarán un nuevo capítulo de esta historia.

El local tendrá la oportunidad de cobrarse alguna revancha: si en el resultado global se impone al “Millonario” lo dejará fuera del torneo, lo que significará arrebatarle la posibilidad del bicampeonato.

River, en tanto, podrá estirar su racha positiva y, de paso, evitar -por segundo año consecutivo- que su eterno rival levante su séptima Copa Libertadores.

Desde lo estadístico, el conjunto de Gallardo llega mejor: ganó el partido de ida por dos goles, y evitó que Boca anote el codiciado gol de visitante. Pero en un clásico poco valen las estadísticas y si Boca iguala lo que hizo su rival en el primer cruce, todo se definirá mediante la timba de los penales.

El viernes, el entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, había dicho que el de esta noche será el partido más importante de su vida. En respuesta, durante la conferencia de prensa que brindó ayer, el “Muñeco” aprovechó para aludir, sin frases directas, a la superioridad de River ante Boca durante su ciclo. “El partido de mi vida ya lo jugué en Madrid (N. de la R.: partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores del año pasado; ganó River 3 a 1). Este es un partido muy importante, un gran desafío. Nada más. Ya vivimos situaciones como estas. Podemos ganar o perder, pero no nos va a traicionar la templanza para jugarlos”, señaló el técnico más ganador de la historia del “Millonario”.

En estos cinco años no hubo clásico más trascendente que ese en España pero el de hoy también tendrá su importancia. Boca intenta motivarse con esto y con algunas señales que vayan por fuera del mal resultado conseguido en la ida.

Dentro de este lustro completamente “millonario” en torneos continentales, en 2017 y también en la vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores, River perdió una serie increíble ante Lanús, luego de estar 3-0 arriba. Cuatro goles “granates” en 25 minutos le privaron a Gallardo de otra final y es algo a lo que aspira Boca. Una arremetida que termine noqueando a su rival.

Si lo hace, habrá vencido al “sistema”. De lo contrario, todo seguirá igual, como en estos últimos cinco años: pintado de rojo y blanco.

HORA

• 21.30

ÁRBITRO

• Wilton Sampaio.

POR TV

• Fox Sports.

Estadio

• La Bombonera.

Comentarios