Asunción de los ediles: el PJ se quedaría con la conducción del Concejo

Fernando Juri será propuesto por el manzurismo para ocupar la presidencia del cuerpo y le ofrecieron una vicepresidencia al bussismo.

22 Oct 2019 Por Martín Dzienczarski

La elección de las autoridades del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán dependerá de dos reuniones. Las dos empezarán a las 8 de hoy, aunque sucederán a seis cuadras de distancia entre sí. El gobernador, Juan Manzur, citó en su despacho a los ocho concejales del peronismo alineado a Casa de Gobierno. El intendente, Germán Alfaro, hizo lo propio con los seis ediles que responden a su espacio. Todo con vistas a la asunción de los representantes vecinales a las 10.30, en el teatro San Martín, para el mandato 2019-2023.

Manzur confirmó ayer por la tarde a los concejales que integrarán la bancada Tucumán Crece-PJ los nombres propuestos para conformar la mesa de conducción del Concejo. Los llamó personalmente, a su regreso de su viaje oficial de Buenos Aires. Fernando Juri para la presidencia; Sara Assán para la vicepresidencia primera; y el ofrecimiento al bussista Eduardo Verón Guerra como vicepresidente segundo. Ésa fue la propuesta que deslizó.

El gobernador habría explicado a los concejales que la decisión responde al diálogo que mantuvo junto con el vicepresidente Osvaldo Jaldo, ambos en su rol de autoridades del Partido Justicialista tucumano. La presidencia del bloque será paraz Ernesto Nagle.

SARA ASSÁN. La legisladora acompañaría a Juri en la vicepresidencia primera del cuerpo.

Los concejales alineados a la Municipalidad tuvieron una reunión ayer a las 19, en la que analizaron distintas posibilidades. El debate final se llevará a cabo hoy por la mañana, junto con Alfaro.

De esas reuniones surgirán las propuestas que cada uno de los sectores realizarán para votar tres cargos del cuerpo vecinal: presidencia, vicepresidencias primera y segunda. Ambos deberán contar con los votos del bussismo.

Matemáticas

El Concejo está conformado por 18 bancas. La distribución favorece a la oposición al intendente Alfaro. El peronismo afín a Casa de Gobierno cuenta con ocho escaños: David Mizrahi, Assán, Emiliano Vargas Aignasse, Juri, Alejandro Figueroa, José Luis Coronel, Nagle y Gonzalo Carrillo Leito. Mizrahi y Figueroa, que habían sido electos por el espacio alperovichista Hacemos Tucumán confirmaron su retorno a las filas del peronismo manzurista. El bussismo, a su vez, ocupará cuatro bancas: Verón Guerra, Ramiro Ortega, Liliana Leiva y María Belén Espinoza. Si los concejales opositores a la Municipalidad se abroquelan, sumarán 12 votos: la mayoría especial necesaria para sancionar funcionarios, rechazar vetos y hasta destituir al intendente.

Los aliados a la Municipalidad tendrán seis bancas durante el segundo mandato de Alfaro como intendente: Rodolfo “Johny” Ávila, José “Lucho” Argañaraz, Daniel Alfaro (primo hermano del intendente), Alfredo Toscano, Cristian Petersen y Agustín Romano Norri.

La sesión en la que jurarán en sus bancas comenzará a las 10.30 en el Teatro San Martín. El primero en hacerlo será Juri, quien asumirá la presidencia provisoriamente durante la sesión preparatoria hasta que los ediles elijan a sus autoridades. La ley Orgánica de Municipalidades establece que esta sesión debe ser presidida por el concejal de mayor edad: Juri. El peronista, ex vicegobernador entre 2003 y 2007, deberá tomarle juramento a sus 17 colegas del cuerpo.

Luego será el turno de la elección de autoridades. Por el reparto de bancas, ninguna fuerza alcanza la mayoría. El peronismo afín a Casa de Gobierno es la primera minoría, con sus ocho escaños. Le sigue el alfarismo, con seis lugares. Por último, el bussismo, con cuatro bancas. Si los 18 concejales están en sus bancas al momento de la votación, se requieren 10 votos para imponer las autoridades. Juri, por ocupar la presidencia de manera provisoria, tendrá un voto desempate en caso de que haya un empate en nueve sufragios entre dos fórmulas de autoridades propuestas.

EDUARDO VERÓN GUERRA. El manzurismo necesita cerrar un acuerdo con FR para imponerse.

Nombres en pugna

Hace una semana, Alfaro se había reunido con los concejales aliados a su espacio y habían considerado que lo justo sería que todos los espacios se vean representados en la mesa. Sin embargo, la lectura en la bancada afín al municipio consideraba cuatro fuerzas en el Concejo: el alfarismo se erige como primera minoría, porque el intendente obtuvo la reelección. La segunda minoría correspondería al peronismo manzurista, a la que le contabilizan seis bancas. Luego, el bussismo. Por último, el alperovichismo, con dos lugares. Según esa lectura, al alfarismo le correspondía la presidencia, al peronismo manzurista la vicepresidencia primera y al bussismo, la vicepresidencia segunda. Sin embargo, enterados de los nombres sugeridos por el peronismo manzurista, anoche informaron que una posible propuesta sería Verón Guerra, y las vicepresidencias primera y segunda, para Toscano y Argañaraz.

En el bussismo, hasta ayer a la noche, confirmaron que no habían recibido ningún llamado para ofrecerles un lugar en la mesa de conducción del Concejo, ni del manzurismo ni del espacio aliado al municipio. Deslizaron que, como se trata del órgano de control de la Municipalidad, debe estar presidido por la oposición.

Comentarios