Involucran a un policía en dos robos cometidos en Alberdi

La Justicia ya le dictó la prisión preventiva por uno de los hechos. Buscan a dos cómplices que serían de la capital. Uno de los sospechosos es pariente del uniformado

21 Oct 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

ELEMENTOS DE PRUEBA. Parte del dinero que le secuestraron al policía.

Un policía en actividad fue procesado, acusado de tener algún tipo de participación en un asalto en el que le robaron $1 millón a dos personas en Juan Bautista Alberdi. Sin embargo, en base a las medidas que desarrolló la Justicia en las últimas horas, no se descarta que el uniformado esté involucrado en al menos otro hecho ocurrido hace poco más de un mes en el sur de la provincia. Ahora, los investigadores están tras los pasos de los otros miembros de la banda, uno de ellos, pariente del uniformado, que fue separado de la fuerza.

1- El primer robo

El martes 15, Carla Fernández, hija del dueño de un local de La Cocha, junto a un empleado identificado como Aldo García, se subieron en una moto para depositar el dinero recaudado de un Rapipago en la sucursal del Banco Nación de Juan Bautista Alberdi. Cuando se dirigían a concretar ese trámite, que realizan todos los martes, dos motochorros los interceptaron en el camino y, después de amenazarlos de muerte, les quitaron un bolso en el que llevaban $1 millón en efectivo.

2- El inicio de la pesquisa

El fiscal Jorge Echaide, con la colaboración de los ayudantes de fiscal Roberto Vicic y Rodrigo Bilbao, determinaron que los comerciantes, desde hace mucho tiempo realizaban esa operación y que nunca lo hacían con protección, por lo que sospechaban que alguna persona que conocía sus movimientos los había “entregado”. Profundizaron la línea y establecieron que en el hecho podría estar vinculado un efectivo policial que prestaba servicios en La Cocha y que realizaba servicios adicionales en el Banco Nación de Alberdi.

3- Las primeras pruebas

Personal de la comisaría de Alberdi, al mando del comisario Julio Concha y Jorge Hogas, determinó que el efectivo podría haberle dado el dato al medio hermano de su pareja para que junto a un cómplice, asaltaran a los comerciantes. Realizaron un allanamiento en la casa de Juan Antonio Núñez donde encontraron armas y unos $75.000 en efectivo, por lo que aprehendieron al policía. El sábado, en una audiencia, la Justicia le dictó la prisión preventiva al acusado por 60 días. También se pidió la detención de al menos dos personas. Uno es el pariente del sospechoso, que reside en Villa Amalia y que hasta el cierre de esta edición no había sido ubicado.

4- Sorpresivo hallazgo

Los policías encontraron prendas de niños, mujeres y varones, sin estrenar. Realizaron averiguaciones y sospechan que esas prendas pertenecen a un local de ropa de Alberdi que fue saqueado por ladrones hace poco más de un mes. Los pesquisas ya se comunicaron con los propietarios y hoy se presentarán a reconocerlos. Por el momento se sabe que lo encontrado es de la misma marca que la mercadería sustraída. Si se llegara a determinar que es parte de un botín, el policía Núñez también será procesado por ese hecho.

5- Apareció la moto

La detención del uniformado generó una ola de rumores en Alberdi. En cada rincón de la ciudad se hablaba del tema. En medio de la polémica, un llamado telefónico dijo que Núñez había dejado misteriosamente la moto en un taller de esa ciudad. Los investigadores se presentaron en el lugar y hablaron con el propietario. Él les explicó que el policía le dejó la motocicleta para que le hiciera un service. Por las imágenes registradas por las cámaras de seguridad del lugar, se determinó que los motochorros no le quitaron el dominio para concretar el atraco del $1 millón. Sí lo hizo el uniformado cuando dejó el rodado para que le hicieran un trabajo. Los pesquisas, al analizar el número de motor, confirmaron que esa era la motocicleta que quedó registrada.

6- Inmediata sanción

Ñúñez ya fue separado de la fuerza y se inició un trámite administrativo para concretar su expulsión de la fuerza. “Quiero destacar que el trabajo fue realizado por miembros de la fuerza a los que no les tembló el pulso a la hora de detenerlo”, señaló el jefe de Unidad Regional Sur Jorge Díaz. “Ante estos sucesos, desde el Ministerio de Seguridad y la Policía se toma la decisión de ser inflexibles con este tipo de accionar delictivo y de mala fe de parte de miembros de la fuerza, y los llevamos ante la justicia para que sea allí donde se determine su grado de responsabilidad y su situación”, completó el jefe de Policía Manuel Bernachi.

Comentarios