Crítica de cine: Playmobil

Reservada a los más chicos.

12 Oct 2019 Por Alejandra Casas Cau
1

Regular | Infantil - Apta para todo público - 99’

ORIGEN: Estados Unidos, Alemania, 2019. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Lino DiSalvo. CON: Anya Taylor Joy y Gabriel Bateman. VOCES ORIGINALES: Wendi McLendon-Covey, Daniel Radcliffe, Anya Taylor-Joy. FOTOGRAFIA: Charlie Ramos. MÚSICA: Heitor Pereira.

La película mezcla la animación con la acción en vivo. Nos presenta una pareja de hermanos, Marla (Anya Taylor-Joy) y Charlie (Gabriel Bateman), que perdieron a sus padres unos años atrás y son enviados, nadie sabe por qué, a un mundo de fantasía convertidos en dos muñecos Playmobil: una chica normal y un vikingo con fuerza extraordinaria. Por un grupo de malvados son separados y la joven emprende un largo camino para reencontrarse con su hermano, aventura en la que le ayudarán el conductor de un food truck llamado Del (Jim Gaffigan) y un camaleónico agente secreto llamado Rex Dasher (Daniel Radcliffe).

Lino DiSalvo debuta como director en este largometraje que dota de vida a los muñecos emblemáticos de los ´70 y los actualiza con guiños de la cultura popular dándole dinamismo a la narración.

Fácilmente podemos caer en la comparación con “The Lego movie”, estrenada en 2014, pero en este caso todo lo que funcionaba muy bien con los Lego no tiene el mismo fin en Playmobil. Por ejemplo, el relato cae en estereotipos con momentos musicales que con Lego funcionaba con mucho humor, pero que en este caso es solo una oportunidad para apelar a la sensibilidad del espectador.

Otro punto de comparación podría ser la naturaleza de los personajes. Lego se reserva esta explicación para el final presentándonos una vuelta de rosca áspera abriéndole al espectador nuevos niveles de análisis para la película. Aquí, sin embargo, la naturaleza de los Playmobil no está explicada, no se profundiza en el porqué de ese mundo mágico.

Como carta a favor de “Playmobil, la película” es que nos presenta una enorme variedad de universos y épocas históricas que no intentan tener una coherencia entre sí, sólo coexisten. Estos “multiversos playmobiles” proporcionan un concepto de aventura infantil sin reglas y sin sentido típico de como juegan los niños.

Lo cierto es que para los más chicos de la familia el filme los va a divertir tanto como jugar con los muñecos y esta es una buena excusa para verlos reir por un poco más de una hora y media.

Comentarios