Un plan alimentario entrega $ 120 por familia desde 2015

El Plan de Seguridad Alimentaria está destinado a familias en “riesgo nutricional”. En Tucumán hay 34.000 beneficiarios. El programa fue creado en 2003 para familias con niñas y niños menores a 14 años.

24 Sep 2019 Por Martín Dzienczarski
1

“No te alcanza, te has pasado del monto de la tarjeta”, le explicó la cajera mientras apretaba los labios, como pidiendo perdón. Mariela Velasco empezó a lagrimear: tenía un paquete de yerba de un kilo, una bolsa de azúcar y un sachet de yogur. Los $ 120 de monto en la tarjeta de débito Cabal, por un programa alimentario nacional, no le alcanzaban a Velasco para pagar los tres productos. Tuvo que dejar el lácteo.

Velasco es una de las 34.000 beneficiarias en Tucumán del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria Abordaje Federal, que reciben un depósito de $ 120 mensual a través de una tarjeta bancaria. Es un programa destinado a familias en riesgo nutricional -que no pueden consumir las calorías de una alimentación saludable-, para que puedan adquirir los alimentos que no pueden comprar por sus bajos ingresos.

“Estoy separada, no tengo trabajo ni puedo trabajar mucho porque tengo cuatro nenes. Cada tanto hago rosquetes junto a una vecina, que puede salir a venderlos, pero no tiene salida como antes entonces nos juntamos algunas veces por mes. Vivo con mi mamá y la familia de mi hermana”, contó la mujer de 29 años. La Asignación Universal por Hijo (AUH) por los niños es el único ingreso fijo que tiene.

De acuerdo al convenio de ejecución el objetivo general del programa es “complementar la alimentación de las familias en riesgo socionutricional para una nutrición adecuada, propiciando el desarrollo y crecimiento infantil”. En el texto se agregan tres metas “específicas” del programa: “brindar una asistencia alimentaria destinada a complementar la alimentación de las familias en riesgo nutricional a través de estrategias de compensación económica; consolidar los espacios destinados al fortalecimiento de las familias no sólo desde lo nutricional; y contribuir en la recuperación y seguimiento del estado nutricional de los niños y niñas menores de 15 años, y embarazadas con problemas nutricionales por déficit”.

Fuentes consultadas del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, encabezado por Carolina Stanley, aclararon que se trata de un programa que puede haber quedado desactualizado pero otros planes lo complementan, como Asignación Universal por Hijo, Salario Social Complementario o Hacemos Futuro.

Para el Ministerio de Desarrollo Social tucumano el monto es irrisorio. “Los $ 120 en la tarjeta Cabal están congelados desde 2015. Le consultamos y solicitamos a la Nación por qué estaba desactualizado y la respuesta fue ‘si quieren sáquenles a unos y denles más plata a otros’. Pero no se le puede sacar a nadie. Son una planilla de Excel y ven a la gente desde ahí”, criticó el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin. “Es una cuestión que nos preocupa. La hemos planteado al Gobierno nacional y no se ha revisado ni modificado el importe de esta tarjeta Cabal”, expresó Francisco Navarro, secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local de ese Ministerio.

Para Federico Masso, titular de la cartera de Asistencia Social de la Capital, la tarjeta “no alcanza para nada”. “Cuando comenzó el programa era equivalente a 22 productos de la Canasta Básica Alimentaria, que hoy rondarían los $900. Se debería elevar para que entre la tarjeta y otros programas sociales se llegue a los $ 13.000 que ronda la Canasta Básica Alimentaria”, finalizó.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios