Lacunza pide consenso político con la oposición, por la deuda

El ministro hará gestiones para que el FMI mande la remesa de U$S 5.400 millones.

23 Sep 2019
1

CRUCIAL. Hernán Lacunza deberá convencer a la cúpula del Fondo Monetario para obtener dinero fresco. REUTERS

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se reunirá entre el martes y miércoles con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, en búsqueda de definir cuándo llegará al país el desembolso de U$S 5.400 millones comprometidos con el organismo multilateral de crédito.

Lacunza partía anoche hacia Estados Unidos, donde participará de la reunión del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ocasión en la que buscará asegurar la renovación de los préstamos de estos organismos el año próximo, según fuentes oficiales.

El ministro de Hacienda viaja con tres señales claras para los organismos internacionales de crédito: el superávit de $ 73.000 millones de las cuentas del Estado en agosto; la decisión del Banco Central de dejar atrás el equilibrio en la base monetaria, por lo menos por septiembre y octubre, y aumentarla 2%, y envió al Congreso el proyecto para “reperfilar” los pagos de la deuda emitida bajo legislación local.

En este marco, Lacunza se reunirá entre martes y miércoles con David Lipton, director gerente suplente del Fondo, además de Alejandro Werner, director para el Hemisferio Occidental, y Roberto Cardarelli, el especialista en Argentina. Lacunza ha subrayado que Argentina cumplió con el equilibrio fiscal y monetario comprometido con el FMI y eso habilita este nuevo desembolso. Sin embargo, no se sabe si el organismo lo hará en el transcurso de este mes, o esperará a las elecciones del 27 de octubre para tener una mayor precisión sobre cómo continuará la relación con el país.

“El gobierno de la Argentina no puede resolver por si solo la creciente preocupación de los inversores sobre la capacidad de pagar su deuda y requerirá un consenso con la oposición para alcanzar un reperfilamiento ordenado de sus obligaciones”, afirmó Lacunza. “Ni este gobierno ni el próximo pueden enfrentar una negociación sin consenso político”, agregó.

El economista Fausto Spotorno relativizó el carácter “urgente” que algunos le dan a la llegada de ese desembolso, porque “el problema estará el año próximo, cuando debamos pagar U$S 20.000 millones”. “Si el dinero del Fondo llega, pero llega después (de las elecciones), no es tan grave porque las mayores necesidades fiscales del Gobierno son en diciembre”, cuando debe pagar aguinaldo y bonos que vencen en ese mes, agregó. (Télam)

Comentarios