Hartos: los vecinos pretenden más policías para vivir en paz

En los barrios de La Costanera, San Cayetano y Villa Amalia no quieren debatir sobre leyes, sí se pide que le pongan fin a la inseguridad.

11 Sep 2019
1

EN SAN CAYETANO. Los vecinos quieren que se repitan los operativos. la gaceta / foto de analia jaramillo

En los barrios más conflictivos de la capital nadie quiere hablar de leyes ni de decisiones judiciales. Quieren vivir tranquilos y por eso reclaman mayor presencia policial. “Todos hablan de los derechos de los delincuentes, pero nadie dice ni una palabra de nuestros derechos. No pido nada raro, lo único que pretendo es poder ir tranquilo a trabajar, sin que me peguen un tiro para quitarme ña moto que uso como medio de transporte. También pido que mis hijos jueguen en la vereda sin temor a ser baleados por un enfrentamiento entre los soldaditos que no paran de enfrentarse”, explicó Julio Décima, vecino de La Costanera.

Más de 300 efectivos de la fuerza realizaron ayer a la madrugada 20 allanamientos en el barrio ubicado al este de la provincia. “Aplaudo que la ‘cana’ esté en la calle. Pero tiene que estar siempre, no sólo por una medida judicial. Debe sacar como sea a las malas personas que andan provocando problemas, pero también la Justicia debe actuar más firme”, señaló Marcos Jiménez.

Paola Fernández le dijo a LA GACETA que vive en La Costanera porque no tiene dinero para ir a otro lugar. “Me encantaría que todos esos abogados que hablan en favor de los delincuentes estén una semana en el barrio. Allí descubrirán el miedo y entenderán las ganas que uno tiene para que venga la Policía y se lleve a todos los transas de aquí para que se acaben los robos y la muerte”, comentó.

A pocas cuadras

San Cayetano está a varias cuadras de La Costanera. Pero los problemas y las sensaciones que tienen los vecinos son los mismos. “Los policías son un espejo. Se los ve pasar y nada más. Al otro día vuelve todo a la normalidad. Hay mujeres que terminan manoseadas y golpeadas cuando les roban los celulares”, explicó el verdulero Juan Carlos Díaz.

“A los que andan robando ni los paran pero a los chicos que andan trabajando en carros por ejemplo, los viven parando. Ellos tienen que hacer los recorridos todos los días y elaborar sus informes. Ojalá que esto mejore”, agregó.

El comerciante Santiago Enrique Medina se mostró optimista con los operativos que está realizando la Policía. “Tienen que hacerse respetar y que los asaltantes entiendan que no se puede vivir así. Me parece perfecto que salga a la calle la fuerza y que haga lo que tiene que hacer”, enfatizó.

Javier Jora, propietario de un drugstore, añadió: “sí, vi que están haciendo recorridos. Por favor les pido que esto no cambie porque el barrio está terrible por la inseguridad. Te disparan sin problemas para robarte. La situación es crítica porque están pasados todos de rosca”.

En el sur

El panorama no es muy diferente en el sur de la capital. En Villa Amalia los vecinos también se mostraron sorprendidos por la cantidad de controles que se desarrollaron durante el fin de semana. “Los estábamos esperando desde hace mucho tiempo, porque aquí no se puede vivir. Ojalá hagan una limpieza general en el barrio. Primero deben atacar a los que venden drogas y después a todos los que andan robando para drogarse”, comentó María Lucía Fregenal.

“Necesitamos que se hagan más detenciones y que la Justicia no los suelte. En el barrio somos pocos y nos conocemos todos. Hay chicos que entran y vuelven a salir en menos de un mes. Se cuidan un poco y después vuelven a caer. Siempre es así y terminamos en la misma, en una historia de nunca acabar”, opinó Marco Peralta.

Comentarios