Se multiplican los derrames de líquidos cloacales y los riesgos sanitarios en Concepción

Un mapa interactivo de la ciudad revela la existencia de 35 focos contaminantes denunciados por los vecinos.

07 Sep 2019 Por Rodolfo Casen
1

PROBLEMA. Los vecinos se quejan por la proliferación de líquidos cloacales. LA GACETA/FOTO DE OSVALDO RIPOLL

La situación sanitaria de Concepción es preocupante, pese a que en los últimos años casi el 100% de la población accedió a los servicios de agua potable y cloacas. Así se deduce de un mapa interactivo de la municipalidad de esa ciudad que revela la existencia de 35 derrames de cloacas y de agua en distintos sectores del ejido urbano.

La cartografía fue confeccionada a partir de las denuncias que vienen acercando los vecinos a la intendencia. “Los pobladores sufren las constantes pérdidas de agua y/o líquidos cloacales en la vía pública. Estas se mantienen en el tiempo -algunas de las cuales datan de 2017- sin recibir solución hasta la fecha por parte de la empresa Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), encargada de brindar el servicio de agua potable y cloacas en Concepción”, dice el texto que acompaña al mapa que difundió la municipalidad de La Perla del Sur. Uno de los sectores más damnificado se extiende de sur a norte desde la calle Obispo Colombres hasta la República de Siria con ocho derrames de líquidos cloacales y agua a lo largo de 10 cuadras. “Este problema se remonta a hace varios días y no tenemos ninguna solución. De la bocacalle sale un líquido con olor insoportable. En los últimos días de calores no se podía respirar por aquí. El desborde emerge de la bocacalle de esta esquina y anega toda esta zona. Nos inquieta los riesgos de salud”, comentó Carlos Granger, vecino del lugar.

Este derrame se ubica a cuatro cuadras de la plaza principal. “Aquí hay niños que salen a jugar a la calle y se exponen a las enfermedades a causa de ésta contaminación que corre por las orillas día y noche. En realidad todos estamos expuestos a terminar enfermos. Por eso necesitamos que las autoridades de la SAT, encargadas del servicio sanitario, nos brinden una respuesta urgente a este padecimiento” añadió.

Un planteo similar formularon lugareños de la intersección de las calles Formosa y Sarmiento afectados desde hace tiempo por el desborde de líquidos cloacales. “El ambiente se hace irrespirable y más cuando hace calor. Se paga por un servicio que es muy deficiente. No es posible que hayan pasado tantos días sin que nos solucionen este grave inconveniente para la salud”, dijo indignada María Zelarayán.

El subsecretario de Obras Públicas de Concepción, Carlos Tarulli, admitió la gravedad de la situación sanitaria del municipio y anunció que, por encargo del intendente Roberto Sánchez, mantiene reuniones con autoridades de la SAT con el fin de abordar con urgencia la problemática. Así anunció que el titular de empresa Fernando Baratelli se comprometió a destinar a Concepción un nuevo camión desobstructor de cloacas.

“La unidad no es nueva pero está en buenas condiciones. Reforzará la tarea que viene desplegando el único que existe en el municipio y que acusa algunos deterioros”, dijo Tarulli.

El funcionario advirtió que la SAT está desbordada de trabajo por falta de una infraestructura de trabajo acorde a la importante ampliación que registran los servicios de agua y cloaca en el municipio. Sánchez inició su gestión en 2015 cuando el 60% de la población disponía de esas prestaciones. Ahora -según aseguró- la cobertura es casi es del 100%. Se instalaron más de 6.500 metros de caños de agua y otros tantos de cloaca.

Las autoridades de la sucursal local de la SAT dijeron a LA GACETA que no son tan numerosos los derrames de agua y cloacas que muestra el mapa interactivo que difundió la municipalidad de Concepción. “Hoy registramos cinco denuncias que ya serán abordadas con el personal que trabaja sin descanso, e incluso con guardias los fines de semana, para solucionar los problemas que dan a conocer los vecinos”, dijo Hugo Moreno, del departamento Técnico.

“Hay que aclarar que la gente tiene que hacer sus planteos ante nuestras oficinas y no en la municipalidad. Somos nosotros los responsables de darles respuestas”, concluyó. El intendente Sánchez el año pasado expresó públicamente su anhelo de que el servicio de agua y cloacas de La Perla del Sur pase a manos del municipio. Dijo que esa necesidad surge en razón de la deficiente prestación que viene brindando la SAT. “Nosotros somos los que invertimos para mejorar el sistema sanitario de la ciudad y la empresa que cobra el servicio ni siquiera realiza una tarea de mantenimiento adecuada”, se quejó entonces el jefe comunal.

Comentarios