Atlético y su gente en un duelo emocional contra "Pulguita" y Colón

El del próximo martes, a las 19.10 en Paraná, será el primer partido que el "Decano" y sus hinchas jugarán en contra del goleador simoqueño.

04 Sep 2019 Por Leo Noli
1

Pulguita Rodríguez

De antemano se sabía: si Atlético vencía a Boca Unidos, la lucha por el boleto a los cuartos de final de la Copa Argentina iba a ser contra Colón. Y no cualquier Colón, sino el Colón que tiene entre sus filas a uno de los máximos ídolos de la historia del “Decano”, Luis Miguel Rodríguez, y también a un futbolista que durante años fue el corazón del mediocampo, Rodrigo Aliendro.

Desde ya, no caben dudas que el cruce del próximo martes, a las 19.10, en cancha de Patronato en Paraná no será para nada sencillo, en todo sentido deportivo y humano. Esta será la primera vez que Atlético y su gente se enfrentan a “Pulguita”, al hombre de los más de 100 goles en 25 de Mayo y Chile; al hombre gol de la historia del club; al hombre de los ascensos a Primera, de la Copa Libertadores, de la Sudamericana. Rodríguez es para con el hincha y el “Decano”, la historia misma del éxito. Lo mismo que Aliendro, pero en menor escala.

Esto es fútbol y habrá que pasar por alto la sección del corazón, porque primero habrá que reordenar filas y acomodar varias cuestiones: que a un equipo de Ricardo Zielinski le reduzcan a la nada una ventaja de dos goles eso sí que es cosa seria.

Sin importar la condición y procedencia de categoría de Boca Unidos, la defensa de Atlético deberá trabajar y mucho para borrar este mal partido, resumido en fallas infantiles, con y sin presión adelante del rival.

Lo bueno para el grupo fue la participación en cancha de los delanteros. Marcó Javier Toledo, rompiendo así el maleficio de cinco partidos sin alegrías para los puntas en la Superliga, y se lo vio muy bien a Lucas Melano, en una versión de extremo y también de delantero neto. Toda la suerte que tuvo el equipo fue la que no tuvo Melano, asistidor de Toledo en el  2-0 parcial ante los correntinos. A Melano, en cambio, el travesaño le dijo “no” en lo que podría haber sido la sentencia definitiva de un partido que dejó tela para cortar en la semana.

Es que está la parte de la polémica y las críticas para un equipo que todavía no se ve ensamblado y con futbolistas de nombre que no levantan vuelo, caso Ariel Rojas, José Luis Fernández, Dylan Gissi, el propio Cabral, y la lista continúa.

Y la emocional, que habla de enfrentar al goleador de raza, a “Pulguita”, que casi siempre fue celeste y blanco y ahora está en la otra vereda, la de Colón.

Comentarios