Cartas de lectores

01 Sep 2019

Nuestra Argentina enferma

Tal vez desde siempre, pero en períodos electorales mucho más, aflora una psicosis perversa en todas sus versiones posibles. De un lado y del otro, las calumnias, afrentas ultrajantes, humillantes, los insultos buscando denostar, rebajar o envilecer al oponente, desacreditándolo ante la sociedad toda, decía, nos van llevando a vivir en un país degradado, envilecido, enfermo, producto también de gobiernos ineptos, torpes, corruptos, amigos del cohecho y los “retornos”. Se trataría de personalidades perversas en su máxima expresión beligerante que generan una verdadera histeria de masas que fuera muy bien descripta por el sociólogo Stanley Cohen como “pánico moral”. Crean, con sus mentiras, una percepción falsa de la realidad inducida por un grupo minoritario (los políticos) y esa supuesta realidad se considera entonces una amenaza para toda la sociedad. Estos políticos y sus ocasionales simpatizantes producen argumentos falaces que generan tensión social, aumentada por la forma estereotipada con que la dan a conocer  algunos medios de comunicación masiva. Así entonces, estas reacciones son estimuladas por la cobertura mediática o propagandas sectorizadas,  interesadas en hacer el mal al oponente. Se trata entonces no de una histeria colectiva, sino enmarcada en términos de moralidad, como una amenaza reconocida por una sociedad estimulada por la glorificación en los medios masivos que utilizan términos como decadencias, monstruos, crisis, etc. etc. para agrandar y enfatizar el problema. Utilizan a su favor falsas estadísticas (las encuestas en las PASO son un ejemplo) y llevan a la demonización de aquellos que  piensan distinto. No se busca construir en conjunto, con el aporte de todos, mancomunados en  el trabajo de todos. La imagen ruinosa que damos de nuestro país es lamentable y se conoce en todo el mundo y en el acto en que se propalan. Los medios son cómplices accidentales o ex profeso, y en muchos casos también están conducidos por personalidades perversas que solo buscan vender con el escándalo. Argentina solo podrá salir de este cuadro patético con la verdad, con el trabajo productivo, con sindicatos que estimulen la dignidad del trabajo, que enseñen al trabajador a respetar a su empleador, a producir más y mejor. Solo así acabaremos con la inseguridad, la inflación y la lucha fratricida y alcanzaremos la paz social buscada.

Federico Vázquez

[email protected]

Pagar por votar

Escribo en relación a lo manifestado por el empresario agricultor Gonzalo Blasco, quien ofreció dar a sus empleados una suma de dinero en caso de que el ingeniero Macri llegue a una segunda vuelta en los comicios de octubre, situación que provocó que varios ciudadanos de nuestra provincia pusieran “el grito en el cielo” ante tamaña “osadía”, motivo por el cual, periodistas, animadores televisivos y comentaristas deportivos, entre otros de pronto devenidos economistas, hicieron su propio análisis, sin tener en cuenta que lo ofrecido por el señor Blasco saldría de su bolsillo, generado por su actividad. Atento a ello, pregunto: ¿Quién o quiénes se opusieron tan enfáticamente a la repartija de 130 millones de pesos que destinó el gobernador Manzur para la compra de voluntades en las elecciones del 9 de junio de 2019? Eso fue informado por LA GACETA, incluida fotografía de largas colas de los beneficiarios para cobrar frente al Hipódromo de Tucumán. Consultado el Gobernador sobre lo propuesto por el señor Blasco, manifestó que no está bueno querer influir sobre los votantes con el pago de prebendas. Pero sí es correcto hacer uso y abuso del dinero del erario provincial, para perpetuarse en el poder indefinidamente.

Elena Estela López

Cañada de la CruzBurruyacu

Como la amazonia

El gobierno del presidente Mauricio Macri está llegando al final de su mandato totalmente envuelto en llamas, es la Amazonia de una gestión de gobierno con focos de conflictos sociales que se activan sin interrupción en todo el país, con manifestaciones multitudinarias pidiendo comida, que impactan emocionalmente en todo el mundo y con la Iglesia Católica exigiendo de inmediato la “emergencia alimentaria”. También, con argentinos viviendo y alimentándose en las calles; con una inflación histórica; con una industria totalmente parada; con una fuga de capitales que asusta a los mismos promotores; con un endeudamiento interno y externo que supera al PBI; con un dólar a $62; con un riesgo país que supera los 2.533 y que actúa como una bandera roja de advertencia al mundo, avisando que Macri quebró a los argentinos; con un FMI que ante semejante panorama de desolación duda en girar los U$s 5.400 millones que faltan del acuerdo, lo que literalmente haría explotar por los aires al Gobierno. Ante semejante desastre, la sociedad argentina pregunta al Presidente sobre el destino de semejante endeudamiento, porque el dólar sigue sin control a pesar de una tasa de interés que viola todos los principios de la economía, y la inflación ya parece una cosa de otro mundo. En el “relato” inicial, Macri afirmaba que el endeudamiento sería para eliminar el déficit de las cuentas fiscales y atender los problemas sociales, mientras se ponía en marcha el aparato productivo; nada de esto se cumplió pero el endeudamiento aumentó de forma exponencial, llevando al país a una insolvencia fenomenal, lo que hizo que hasta el FMI y sus socios -que también son culpables del desastre- se horroricen ante la crisis. La repuesta a la pregunta de la sociedad argentina, aún cuando Macri no la conteste, esta hoy a la vista: no hubo lluvia de inversiones productivas ni brotes verdes ni derrames; lo que realmente pasó es un brutal enriquecimiento de unos cuantos, una fenomenal fuga de capitales utilizando la puerta giratoria de Banco Central; y como contracara, un país totalmente destruido con millones de pobres en su interior. En Brasil se quemó la Amazonia; en Argentina Macri seguirá quemando al país, hasta el último minuto de su mandato.

José Emilio Gómez

Reyes Católicos nº  112

Banda del Río Salí

Sin memoria no hay futuro

“Nada más frágil que la memoria de los pueblos oprimidos”- frase del escritor colombiano González Moore. Parece que la mayoría de los argentinos ha perdido la memoria sobre la actuación delictual y antiinstitucional del kirchnerismo durante su gobierno. Sólo así se explica que hayan votado a favor del mismo en las mal llamadas PASO de agosto, puesto que los principales partidos ya tenían designados sus candidatos a presidente. Hago votos por que no perdamos tampoco la memoria más reciente y la sensatez al analizar la coyuntura actual. Si bien estábamos en una situación socioeconómica delicada, debemos admitir que llevábamos cuatro meses consecutivos de baja de inflación, con un índice de 2,2% para julio y una previsión de inflación de menos del 2% para agosto; seguramente a ese ritmo se podrían haber bajado las tasas de interés en el corto o mediano plazo, lo que habría redundado en la accesibilidad al crédito y el consecuente crecimiento económico. Según la opinión de algunos economistas, un triunfo de Macri en las PASO habría disparado un shock de confianza global con una caída del riesgo país a unos 300 puntos. Lamentablemente es una hipótesis que ya no podrá ser comprobada, pero sí podemos ver que la situación actual se agrava día a día. ¿Acaso el gobierno de Macri tomó alguna medida improcedente el día siguiente de las PASO? La incertidumbre que estamos viviendo es sin duda consecuencia del ambivalente -forzado o por motu proprio- candidato Fernández, que tira “una de cal y otra de arena” de manera ininterrumpida, produciendo la zozobra e incertidumbre, lo que nos tiene de rehenes a todos los argentinos, y que es la continuación del plan de desestabilización que ejercieron desde el primer día del gobierno de Macri. Creo que todavía nos queda la oportunidad del 27 de octubre para enmendar el daño autoinfligido, aunque debemos ser conscientes de que volver a la estabilidad precaria que teníamos previa a las PASO nos costará nuevamente una cuota extra de esfuerzos y voluntad positiva. Dijo Vargas Llosa: “Los pueblos a veces se equivocan y a menudo lo pagan caro. Por regla general los pueblos tienen los gobiernos que merecen tener, aunque luego se arrepientan“.

Ana Lía Toledo

[email protected]

Tafí Viejo-malvinización

El abajo firmante, coordinador de los vecinos autoconvocados del barrio Ciudad de las Flores, hace tiempo llevamos adelante una campaña de malvinización de nuestra ciudad. Para eso realizamos distintos proyectos que tienen como partícipes activos a nuestros ex combatientes. Puedo citar: construcción de un paseo en honor a ellos, hizamientos de nuestro pabellón en distintas instituciones de la ciudad, también a cargo de nuestros bravos soldados; instalación de un mástil que lleva el nombre de uno de nuestros héroes taficeños , en fin un sinnúmero de actos donde, repito, ellos son partícipes activos. Hoy este grupo de vecinos se encuentra trabajando para homenajear a otro héroe tucumano, tal es el caso de José Ramón Cardillo (buzo táctico tucumano) que participó de la toma del cuartel de los Royal Marines en aquel 2 de abril de 1982. Para eso presentamos en el consejo deliberante 12/5, expediente dos 98/19 un proyecto para que el puente que se construye en calle Constitución 1700 lleve su nombre. Creemos que esto es un digno homenaje para quienes pusieron en riesgo sus vidas por un pedazo de suelo tan querido y nuestro.

Marcelo Maza

Constitución 1.600

Tafí Viejo

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios