Las derrotas son aleccionadoras para Atlético

El equipo reacciona bien ante golpes como los del lunes.

01 Sep 2019
1

A PENSAR BIEN Y A LEVANTARSE. Zielinski charla con algunos de sus dirigidos durante un entrenamiento en Ojo de Agua. El entrenador y el plantel necesitan reaccionar ante la dura derrota en Mar del Plata. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

¿Cuánto duele un 0-3? ¿En cuánto se hubiese diferenciado la semana de Atlético si Cristian Lucchetti no cometía ese penal tras el error de Guillermo Acosta y el partido anterior terminaba 0-2? El gol de Alan Ruiz convirtió la derrota en una fea y dura. No es la primera que recibe Atlético bajo el mando de Ricardo Zielinski, pero también es cierto que parece haber aprendido de cada una de ellas y el partido de hoy ante Arsenal, desde las 11, podría ser una nueva muestra de ello.

No es la primera pero tampoco son muchas, vale aclarar. De hecho, Aldosivi se transformó en el décimo equipo en hacerle al menos tres goles a un equipo de Zielinski, durante más de dos años de estadía en Atlético.

En el semestre pasado, todos recuerdan el 0-3 ante Patronato y el mismo resultado ante Unión. Tras el primer partido, el equipo sacó la cabeza del agua con un empate ante Talleres pero lo que invita a pensar en que este tipo de derrotas lo hacen reaccionar y pensar es el segundo caso.

En Santa Fe, Zielinski puso mayoría de suplentes, guardando titulares para un partido ante Boca, pocos días después. Sin la confianza de muchos, Atlético fue a La Bombonera y consiguió un histórico triunfo. Fue 2-1.

La derrota en el clásico ante San Martín fue escueta (2-3) pero el haber estado 2-0 arriba y frente al rival de toda la vida, la transformó en la más dolorosa de todas. Atlético se fue de vacaciones tras ese partido y tuvo gran parte del verano para pensar y reaccionar. La primera fecha tras la reanudación del torneo, dio cuenta de ello: un 4-1 lapidario ante Gimnasia (LP). Mismo resultado encajó ante Talleres en la Copa de la Superliga pero en la misma llave, reaccionó con un 2-0.

Otro de los equipos que le convirtieron tres goles fue Peñarol, en la Libertadores 2018. Atlético había perdido duramente en Uruguay y había quedado al borde de la eliminación en la Copa. Para reaccionar acorde con la situación, debía ir y ganar en la altura de La Paz, como ningún equipo argentino lo había hecho en 48 años. Dicho y hecho. Derrotó 2 a 1 a The Strongest, demostrando que podía resurgir de lo más parecido a las cenizas futbolísticas.

Algo que espera repetir esta mañana cuando reciba Arsenal.

Comentarios