En la Legislatura, un lavagnista pide sancionar a un macrista

Planteo de Ariel García contra Luis Brodersen.

30 Ago 2019

El vicepresidente 2° de la Legislatura, Ariel García, formuló una presentación en el cuerpo legislativo para solicitar una cuestión de privilegio en contra de su par, el legislador macrista Luis Brodersen (PRO), por haberse sumado a la idea de ofrecer un bono de $5.000 a los empleados de su negocio particular en caso de que el presidente, Mauricio Macri, supere las generales de octubre y alcance el balotaje.

El reciente precandidato a diputado nacional por la lista de Consenso Federal, que lidera Roberto Lavagna, instó a la apertura de un proceso que puede terminar en el archivo, en una advertencia o sanción e incluso en la remoción del legislador del PRO. “Solicito se allanen los fueros y privilegios otorgados por al Constitución de la Provincia (a Brodersen), por la comisión de delitos y por hacer apología del delito, al incitar a cometer acciones contrarias a la ley defendiendo y promoviendo conductas delictivas”, destacó el dirigente lavagnista en el escrito.

La iniciativa de García, planteada como proyecto de resolución, ofrece como prueba las declaraciones de su par macrista publicadas por este diario. Resta ver la opinión del vicegoberandor, Osvaldo Jaldo, quien se reincorporaría el lunes próximo luego de sus vacaciones fuera de la provincia.

“Claramente, el legislador Brodersen utiliza el ardid, el engaño y la astucia con el objetivo de inducir a sus empleados a votar al candidato Macri en las próximas elecciones nacionales, al ofrecerles un bono incentivo en caso de que llegue a la segunda vuelta. De esta manera, se encontraría violando una norma tipificada en nuestro Código Nacional Electoral. Además, hace apología del delito, al incitar a otros a imitar su accionar”, fundamentó el vicepresidente 2° de la Cámara en el texto. García y Brodersen, que comparten el período legislativo 2015-2019, protagonizaron diversos cruces en el recinto. Uno de ellos se produjo en la sesión pasada, cuando el macrista sembró dudas con respecto a la expropiación de un terreno en favor de una fundación. “(Brodersen) durante toda su gestión no hizo más que vapulear la honorabilidad de esta Cámara y de sus integrantes, y ahora viene a decorar su actuar con la comisión de delitos”, remarcó García, que integra la UCR disidente a la gestión de Cambiemos. E insistió con los cuestionamientos a Brodersen. “Como si fuera poco, (el legislador) termina por demostrarnos que su forma de hacer política es jugar con las necesidades de un juego que exclama por el cambio y que busca desesperadamente salir de esta crisis en la que se encuentra sumido”, destacó el lavagnista. Por ello, solicitó que se remita el expediente al juez competente y que la Legislatura resuelva “lo que corresponda sobre su inmunidad personal” para avanzar con un eventual proceso.

La Constitución provincial determina que la Legislatura “podrá, con dos tercios de (los) votos, corregir a cualquiera de sus miembros, por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirlo de su seno”.

REPERCUSIONES EN CAMBIEMOS

“Es una decisión personal”

El subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano y legislador electo, José Ricardo Ascárate (UCR), fue consultado ayer, en los estudios de LG Play, sobre el caso del productor Gonzalo Blasco y el “bono” de $5.000 en apoyo al macrismo. “Es un mensaje que mandó de manera privada”, destacó, en diálogo con “LG Central”. Ascárate sostuvo que se trataba de “una decisión personal”. En ese sentido, confió que había mantenido una charla con el productor, al que le consultó cuántos empleados tenía. “Me dijo que eran tres o cuatro”, detalló. Y agregó que, a modo de broma, le replicó: “ah, no vas a pagar nada”. De todos modos Ascárate consideró “una chiquilinada” la iniciativa. “Es una respuesta que no debiéramos estar dando a la metodología permanente (del PJ)”, dijo. Y recordó la denuncia que formuló por la entrega de subsidios de $3.000 en el período electoral. “No se parecen las cosas; en un caso son fondos públicos, y en el otro, un productor que ofrece un bono a su empleado”, dijo.

Comentarios