Mirkin rectifica su declaración jurada: gastó $ 1,6 millón en 2018

Sus gastos personales mensuales del año pasado equivalen a $ 133.000 o U$S 3.400.

27 Ago 2019 Por Irene Benito
1

PRESENTÓ LA DOCUMENTACIÓN. La senadora Mirkin (con mandato hasta 2021), subsanó un error en la OA. archivo

La senadora Beatriz Mirkin (PT) proporcionó los papeles de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que revelan que en 2018 hizo gastos por $ 1,6 millón o U$S 41.200 (las cifras son expresadas en dólares para mitigar el impacto de la inflación). Estos números implican erogaciones mensuales de $ 133.000 o U$S 3.400, es decir, un aumento del 23,4% respecto de las declaradas en pesos en 2017. El consumo medido en dólares cayó puesto que en ese período había llegado a los U$S 5.700 por mes. Mirkin quedó abajo del promedio calculado a partir del análisis de las declaraciones juradas de 10 senadores y diputados. Ese informe reveló que un legislador nacional tucumano requirió U$S 4.810 ($ 187.000) para llegar a fin de mes durante el año pasado.

La senadora había quedado fuera del estudio puesto que la declaración jurada entregada a la Oficina Anticorrupción de la Nación (OA) consignaba $ 0 en el casillero correspondiente a los gastos personales. Consultada al respecto el domingo, Mirkin rápidamente advirtió que había habido un error contable y prometió rectificarlo cuanto antes. Ayer por la mañana, la senadora cumplió su promesa. No sólo remitió los papeles de la AFIP donde consta la cifra que faltaba, sino que también explicó que le había afligido la inconsistencia puesto que era muy cuidadosa con sus cuentas.

Mirkin quedó en séptimo lugar en el escalafón de consumos personales declarados en 2018. Encabeza esa tabla su compañero de bloque en el Senado, José Alperovich (U$S 13.100). Le siguen Facundo Garretón (U$S 7.400); Gladys Medina (U$S 4.600); Marcelo Santillán (U$S 3.800); Silvia Elías de Pérez (U$S 3.700) y Teresita Villavicencio (U$S 3.600). Después de Mirkin vienen José Orellana (U$S 3.200); José Cano y Pablo Yedlin (U$S 3.000), y Beatriz Ávila (U$S 2.700). La diputada Alicia Soraire (FpV) no aparece en el ranking puesto que su declaración jurada de bienes de 2018 no está disponible en la base de datos de la OA. A mediados de este mes, Soraire había dicho que presentaría la información “a la brevedad”. El plazo para entregar los datos venció el 31 de julio pasado.

El gasto personal alude a las sumas globales empleadas para el mantenimiento propio y del grupo familiar a cargo. Ese rubro comprende desde la alimentación, el transporte, el vestido, la salud, el entretenimiento, la educación y los costos fijos de la vivienda hasta el turismo y la beneficencia. Las publicaciones de LA GACETA reflejan los aportes que los diputados y senadores declararon que hicieron individualmente puesto que los consumos y otros datos de los cónyuges o parejas no son de acceso libre (desde 2013 forman parte de un anexo reservado). Por esa razón, los números exteriorizados por los legisladores nacionales tucumanos sólo representarían una parte del gasto familiar. Para obtener la fotografía completa habría que determinar qué contribuciones hicieron a la economía familiar, por ejemplo, la ex senadora Beatriz Rojkés de Alperovich o el intendente Germán Alfaro, esposo de la diputada Ávila.

Más allá de ofrecer una idea aproximada sobre el estilo de vida de los funcionarios, la prueba de los gastos informados es clave para justificar los incrementos patrimoniales registrados en cada ejercicio porque el patrimonio inicial más la renta equivale al patrimonio final más el consumo.

El análisis de bienes, ingresos y egresos de los funcionarios públicos sólo puede ser practicado respecto de quienes prestan servicios en el orden nacional puesto que en Tucumán impera el secretismo desde hace 46 años por disposición de la Ley 3.981 de 1973. El “salto” a la liga política de Nación permitió detectar que el hoy gobernador Juan Manzur había expuesto un gasto mensual de $ 300.000 en 2009 -equivalente a U$S 75.000 según la cotización de esa época-, año en el que juró como ministro de Salud de la ex presidenta y candidata a vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Nadie pudo superar todavía ese nivel de erogaciones.

Comentarios