San Martín: el crédito está abierto

El hincha valoró el triunfo, pero consideró que es necesario mejorar el juego.

26 Ago 2019
1

BUEN DEBUT. Pier Barrios demostró que le sobran condiciones para ganarse un lugar en el equipo. Un jugador con criterio. LA GACETA / FOTO DE Antonio Ferroni

Ese tanto que Luciano Pons anotó sobre el final del duelo y que permitió desatar el carnaval en La Ciudadela, sirvió además para que los hinchas de San Martín se fueran contentos tras esperar 142 días para volver a ver a su equipo, como local, en un partido oficial.

La parcialidad “santa”, a pesar de la euforia que significó empezar con el pie derecho la temporada en la Primera Nacional, se mostró bastante autocrítica a la hora de analizar el juego del equipo dirigido por Sergio Gómez y Favio Orsi. Santiago Graña, uno de los tantos plateistas que tenía dibujada una amplia sonrisa por el triunfo, consideró que a San Martín le faltó juego. “Quedó demostrado que son dos equipos en uno. En la zaga lo vi con cierta solvencia, mientras que a los mayores problemas los vi de mitad de cancha hacia arriba. De lo que estoy convencido es que Gonzalo Rodríguez tiene que jugar de delantero y no inventarlo de volante. Es un puesto que no le sienta bien”, dijo, mientras dejaba el estadio de La Ciudadela junto a su hijo y a Aldo Filippini, otro fanático “albirrojo” que vive en Juan Bautista Alberdi y que siempre está presente cuando el equipo juega como local.

“No podemos ser un equipo tan desequilibrado. Ante un rival con pocas luces, terminamos apostando a la cabeza de Pons para conseguir el triunfo. Por lo que vi en esta ocasión, los técnicos van a tener que trabajar mucho durante la semana para darle fluidez al juego al equipo. Lo bueno es que se logró comenzar ganando, algo que era prioritario”, dijo Aldo, que elogió por sobre todas las cosas la tarea de Juan Ignacio Mercier. “Fue el mejor del partido porque siempre estuvo en el lugar adecuado para cubrir a cualquiera de sus compañeros. Es el mejor refuerzo que trajimos”, aseveró el hincha sureño.

A su turno, Domingo Giménez, presidente de la filial “ciruja” de Catamarca, fue otro de los que consideró que el equipo lució partido. “Atrás lo observé bien trabajado, mientras que eso no se reflejó en el resto del equipo. Todavía está faltando aceitar las piezas en la zona de creación. La pelota nunca le llegó limpia a los delanteros. Al final, nos salvó ese cabezazo de Pons”, dijo Giménez.

Por último, José Castillo fue muy crítico con la tarea que tuvo el central Rodrigo Moreira. “Es un jugador que terminó complicando al resto de sus compañeros. Creo que se le debe dar una chance a Nicolás Giménez, uno de los refuerzos que llegó en este mercado de pases y que, por lo que pude ver en los amistosos, se puede complementar bien con Luciatti”, sentenció Castillo.

Comentarios