En la semana el dólar cayó 81 centavos; cerró en $ 57,31

Infuyeron dichos de Lacunza, sobre que el tipo de cambio está por encima del equilibrio.

24 Ago 2019
1

LEYENDA. dfasdf asdfasdas fasdf asdf asdfasdfasdfasdfasdfa sdfasdfafa

Las declaraciones del nuevo ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en relación a que el tipo de cambio está por encima del “equilibrio” y la actitud más agresiva del Banco Central como oferente de dólares logró calmar al mercado cambiario esta semana que pasó.

En este contexto, el dólar cayó 81 centavos a $ 57,31 desde el viernes pasado en casas de cambio y bancos de la city porteña.

En esta última rueda, el billete minorista llegó a trepar hasta $ 57,51 hacia el mediodía, aunque luego comenzó a desinflarse hasta operar en niveles cercanos al cierre del jueves. Al final de la rueda, terminó con un alza de seis centavos y cortó una racha de cinco bajas al hilo, señaló el diario ámbito.com.

En el Banco Nación, en tanto, la divisa terminó a $ 53 para la compra y $ 57 para la venta.

En el mercado informal, el dólar paralelo cerró estable en $ 58, de acuerdo al relevamiento en cuevas de la city porteña.

En el segmento mayorista, la moneda encadenó su tercera alza consecutiva al aumentar seis centavos a $ 55,15, con lo que en la semana acumuló un alza de 15 centavos.

“La menor volatilidad de los últimos días, en contraste a la operatoria de la semana pasada, viene parcialmente de la mano de las declaraciones de diversos factores políticos en la contienda electoral, en las cuales se remarcó el compromiso de cumplir con las obligaciones financieras del país”, dijo la banca de inversión Puente. El mercado local acompañó la suba globalizada de las monedas extranjeras, por fortaleza del dólar americano. En Brasil, la moneda estadounidense subió un 1%, en México un 0,7% y en Chile, un 0,65%.

La divisa norteamericana operó algo más entonada y con los valores afirmándose otra vez de la mano de una demanda por cobertura más intensa. Los precios se volvieron a mover con facilidad en un rango con piso definido por encima de los $ 55 y con una evolución alcista moderada por las intervenciones oficiales. Luego de un arranque en $ 55,19, diez centavos por encima del cierre previo, los precios fueron escalando posiciones por el empuje de las órdenes de compra instaladas desde temprano en el sector donde operan los grandes jugadores, hasta tocar los máximos de la fecha al operarse en los $ 55,35.

La subasta de reservas del Banco Central comenzó a moderar la corrección, generando a su vez un recorte de la suba inicial que llevó los precios a tocar mínimos en los $ 55,10 casi en el filo del inicio del último tramo. Con algunas oscilaciones, los valores reaccionaron con tibia suba que los acercó sobre el final a un rango muy similar al de la apertura. La autoridad monetaria vendió U$S 256 millones de reservas propias en la semana, en varias licitaciones. Este viernes, efectuó una subasta por U$S 50 millones, a un precio promedio de $ 55,2901 y un mínimo de $ 55,26.

Además, por cuenta y orden del Tesoro, realizó tres licitaciones por un monto total de U$S 60 millones, para ir acotando la evolución del dólar, en un contexto nacional muy complicado, que tuvo en la fecha el condimento adicional de la fuerte inestabilidad internacional por otra vuelta de tuerca en la guerra comercial entre China y los Estados Unidos. El volumen operado ascendió un 57%, a U$S 487 millones.

La baja semanal se produjo luego de que el martes el reemplazante de Nicolás Dujovne afirmó que buscará “garantizar la estabilidad del tipo de cambio”, al tiempo que aseguró que “no hace falta un tipo de cambio más alto” y que “la volatilidad repercute en el ciudadano de a pie”. “Tenemos razones suficientes para creer que después de la escalada el tipo de cambio está por encima del punto de equilibrio”, agregó.

Comentarios