La nueva vocal aún no se instaló en su oficina

Rodríguez Campos trabajó esta semana en el salón de acuerdos.

24 Ago 2019
1

RECIÉN LLEGADA. Rodríguez Campos el martes, tras prestar juramento LA GACETA / ANALÍA JARAMILLO

A Eleonora Rodríguez Campos le llevó menos tiempo ser ungida como vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán que tomar posesión de su despacho en ese cuerpo. Lo primero sucedió tan rápido que no dio tiempo a lo segundo: la preparación de las dependencias y las mudanzas. Estas modificaciones obligaron a la nueva vocal, que juró el martes, a trabajar en la sala de acuerdos del alto tribunal. Esta previsto que, hacia el miércoles de la semana próxima, Rodríguez Campos  se establezca en la oficina de su par Antonio Estofán y que este pase a la que perteneció al ex vocal decano René Goane.

Las incomodidades edilicias no impidieron a Rodríguez Campos empezara a familiarizarse con el personal del alto tribunal y con los casos, ni brindar los primeros indicios sobre el estilo y la rutina que pretende desarrollar. La ex fiscala de Estado dio señales de que llegará al Palacio de Justicia en el horario de inicio de la atención al público -las 7- y de que está dispuesta a quedarse hasta la tarde. Es el horario corrido y extendido que se autoimpuso Daniel Leiva en febrero, cuando ingresó a la Corte. Ese vocal y Rodríguez Campos trabajaron codo a codo en la Fiscalía de Estado durante los primeros tres años del Gobierno de Juan Manzur.

La nueva vocal también seguiría el camino de su ex superior en el Poder Ejecutivo en cuanto a su equipo. Ello implica que “tomará en herencia” el plantel de relatores de Goane, que componen Marcos Arias Amicone, José Goane (hijo del ex vocal decano), Santiago Lemme Viaña, Ana María de la Vega Madueño de Díaz Ricci, Carolina Falú y Daniel Jatip (al llegar, Leiva también había aceptado a los relatores del vocal fallecido Antonio Gandur sin perjuicio de que luego incorporó a su ex mano derecha en la Fiscalía, Josefina Sánchez). Según pudo averiguar este diario, Rodríguez Campos en principio sumaría al chofer que le asignaron en el Poder Ejecutivo. Durante estos días y mientras termina de desembarcar, la vocal utilizó su automóvil particular.

La actividad jurisdiccional propiamente dicha comenzaría también a partir de la semana próxima. Sucede que existe un procedimiento de reenvío de los expedientes a la nueva vocal que requiere de un plazo de sustanciación. Pese a ello, Rodríguez Campos ya recibió un listado de procesos y comenzó a familiarizarse con el trabajo pendiente. El primer paso es verificar en cuáles juicios puede intervenir, dada su condición de ex jefa del cuerpo de abogados del Gobierno de Manzur. Rodríguez Campos anticipó que se excusará en los procesos en lo contencioso administrativo en los que participó como parte. Resta que defina cómo se manejará respecto de los dictámenes que emita su tío, el ministro público fiscal Edmundo Jiménez. Más allá de los expedientes, la vocal también asumiría el rol de consejera suplente de Estofán en el Consejo Asesor de la Magistratura, función que en los papeles tenía Goane, pero que nunca ejercitó en el período en curso.

Comentarios