"Este centro de convenciones es también la casa de la provincia de Tucumán"

Sebastián Murga destacó el acompañamiento de los sectores público y privado. Se amplía la oferta de establecimientos destinados a cubrir la demanda de encuentros corporativos.

23 Ago 2019 Por Marcelo Aguaysol

“Lo hicimos”. Fue la primera exclamación del gobernador Juan Manzur al llegar anoche a la Sociedad Rural de Tucumán. El mensaje estuvo dirigido al presidente de la entidad anfitriona, Sebastián Murga que salió a recibirlo con un abrazo, el mismo que le dio al intendente capitalino Germán Alfaro y a Manuel Courel, el jefe de Gabinete de Yerba Buena que representó al intendente Mariano Campero.

Murga se paró en la puerta del flamante Centro de Convenciones para recibir y saludar a las autoridades. Ese era el motivo de la cita, una obra que contó con la participación de los sectores público y privado. Delante de él desfilaron los ex presidentes ruralistas que tuvieron el mismo anhelo que él: convertir a la centenaria institución no sólo en el punto de encuentro de cada septiembre, con la Expo Tucumán, sino también en el eje de las deliberaciones locales y regionales. Por eso Murga le dedicó unas palabras a cada uno de los miembros del comité de ex titulares ruralistas. “Son mal llamados ex; me acompañaron siempre en este sueño, al igual que los empleados de la entidad”, dijo ya en su discurso. Y agradeció al gobernador, a los intendentes y a los socios ruralistas por “haber confiado en un grupo de personas que se propuso hacer un gran Centro de Convenciones desde el minuto cero”.

El Centro de Convenciones tiene una capacidad de hasta 3.000 personas, en cinco salas de conferencias. La más grande, donde se desarrolló el acto de inauguración, cuanta con una capacidad de hasta 1.800 asistentes.

“Esta inauguración implica un gran paso para el desarrollo turístico provincial. La promesa se hace realidad y el sueño de convierte en oportunidad y desafío”, dijo a LA GACETA Elena Colombres Garmendia, vicepresidenta del Ente Tucumán Turismo.

El complejo montado por la Sociedad Rural implica ampliar la oferta de espacios para encuentros de los circuitos considerados tradicionales para este tipo de encuentros en Tucumán. Particularmente, el del polo hotelero de Avenida Soldati (Sheraton, Catalinas Park y Garden Park) y el del Hilton Garden Tucumán, entre otros.

Para este año están previstos 460 congresos de distintas disciplinas, 205 deportivos y otros 190 culturales, de acuerdo con los datos oficiales. El de mayor convocatoria será la prueba de fuego del Centro de Convenciones de la Sociedad Rural: el XXX Congreso Internacional de la Caña de Azúcar que arrancará a fines de mes.

Sinergia

En la ceremonia, el titular de la Rural resaltó que el Centro de Convenciones es un viejo proyecto, de al menos 40 años de antigüedad, que ahora se hace realidad. “Aquí convergieron muchas voluntades que creyeron que esto iba a ser posible. Este Centro de Convenciones es también la casa de la provincia de Tucumán”, cerró su mensaje Murga.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, también resaltó “la sinergia público-privada, un proceso que puede ser el camino para la Argentina que soñamos”.

Luego, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Dardo Chiesa, habló sobre la estratégica iniciativa. “Esto cambia el eje de rotación a las convenciones en el país. Tucumán hoy tiene algo que no tenía: una infraestructura para recibir estos eventos”, destacó en su mensaje. Y no perdió tampoco el hilo conductor de los anteriores discursos. “Pensar que es posible una relación armónica entre lo público y lo privado es el ejemplo claro de cómo hay que construir una gran nación”, destacó.

Articulación fue el término que usó el intendente capitalino para referirse a la inauguración del establecimiento. “De los momentos difíciles y de la coyuntura se sale con el esfuerzo todos, juntos. Felicitaciones por este emprendimiento. Es una buena para los tucumanos”, sintetizó Alfaro.

Manzur cerró los discursos, en sintonía con los anteriores. “Vinimos a acompañar porque hoy Tucumán da un paso más hacia adelante inaugurando este mega centro de convenciones que la provincia no tenía. Esto fue posible gracias al aporte de mucha gente, y el Gobierno también estuvo presente a través de una ley para aportar los recursos”, indicó. “¿Cuál es el secreto para realizar estas obras? Sumar, más allá de las diferencias que puedan existir, porque este megacentro no hubiera sido posible con la iniciativa sola del Gobierno; a los privados les resultaría difícil encararlo y a la Sociedad Rural sola también. El hecho de sumar es un puntapié inicial, un paso más hacia adelante”, finalizó el mandatario provincial.

Prueba de fuego

El Centro de Convenciones volverá a abrir sus puertas a fines de mes. Esta vez para el Congreso Mundial de Técnicos de Caña de Azúcar. El encuentro es organizado por la Society of Sugar Cane Technologists (ISSCT), entidad con sede en la Isla Mauricio, fundada en 1924, de la que es miembro la Sociedad Argentina de Técnicos de la Caña de Azúcar (Satca), que tiene la responsabilidad de la organización en Tucumán. La sede de Tucumán fue confirmada durante el Congreso anterior, realizado en 2016, en Tailandia. Para ese encuentro global, del que participarán al menos 2.500 personas de distintos países del planeta, sólo restan nueve días.

Comentarios