Música del siglo XIX que hay que escuchar

La Sinfónica de la UNT, dirigida por Roberto Buffo, aborda obras del romanticismo temprano.

23 Ago 2019
1

ESTRENOS. La Sinfónica toca hoy cuatro obras en primera audición. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO.-

HOY

• A las 22, en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Álvarez). Entradas 2 x 1 con Club La Gaceta.

“Este es un período de la música que se aborda poco, porque más allá de Félix Mendelssohn, Gioacchino Rossini y Franz Schubert, el resto de los románticos tempranos no se toca nunca”. Roberto Buffo, titular de la Orquesta Sinfónica de la UNT, se refiere al romanticismo temprano, que se extiende entre 1815 y 1840, y que la formación abordará esta noche en el teatro Alberdi.

Desde la segunda década del siglo XIX, la música experimentó cambio de fuentes, más cromatismo en las melodías y afrontó la necesidad de más expresividad armónica, lo que se tradujo en nuevos estilos. El contexto económico, político y social de la época alentó a una nueva generación de compositores en el ambiente europeo posnapoleónico.

Buffo advierte que en la historia de la música las divisiones se atribuyen más al estilo que a la cronología, si se tiene en cuenta que los compositores del romanticismo temprano son contemporáneos de Beethoven, el gran clásico (Beethoven muere en 1827 y Schubert, un año después).

El programa

“La obra central en el concierto de esta noche es la Sinfonía N° 5 de Schubert, que compuso cuando era adolescente. Junto a la Sinfonía Inconclusa, esta es la más conocida del compositor austríaco. Es una sinfonía de cámara y se toca con orquesta reducida, con un obvio espíritu mozartiano. Después el repertorio elegido va a Gaetano Donizetti y su Sinfonía en Sol menor para ensamble de vientos, que se toca en primera audición”, explica el director.

En la segunda parte llegarán cinco oberturas, tres de óperas y dos de concierto. Dos bien conocidas, Las hébridas, de Mendelssohn, y la de El barbero de Sevilla, de Rossini, ambas obras de repertorio.

Las otras tres oberturas que se interpretarán también se tocarán en estreno. Una es de la alemana Emily Mayer, la Obertura Trágica, y las otras dos, de compositores franceses: de Louis Joseph Ferdinand Hérold, la Obertura de Zampa; y de François-Adrien Boïeldieu, la Obertura de Jean de París.

“Ambos son compositores de ópera contemporáneos de Rossini, y Mayer es una compositora alemana del romanticismo, amiga de Clara Schumann, que escribió una serie de oberturas de conciertos. En esa época los músicos llamaban oberturas a las obras sin que abrieran nada; eran piezas de concierto independientes y esta es una de las más conocidas de esta compositora”, informa Buffo. Por último resalta el carácter diverso de las oberturas: “la de Mendelssohn y la de Meyer son dramáticas mientras que las otras son oberturas de óperas cómicas, muy chispeantes”.

Comentarios