La Municipalidad se defiende: "hicimos 956 rampas; sólo en una tenemos problemas"

Lobo Chaklián se refirió al estado de las veredas en el microcentro. Esta semana, una mujer se cayó en San Juan y Muñecas.

22 Ago 2019

A diario llegan al servicio de WhatsApp de LA GACETA denuncias sobre el estado de las veredas o calles de la ciudad. Esta semana, un accidente en una rampa de San Juan y Muñecas reavivó las quejas por el estado de las veredas del microcentro.

Sin embargo, según funcionarios municipales, no se trata de un problema generalizado. “La Municipalidad hizo 956 rampas y esta es la primera con la que tenemos problemas”, refutó Luis Lobo Chaklián, subsecretario de Planificación Urbana. 

Dijo, no obstante, que personal municipal se encuentra chequeando el estado de las rampas. “La Municipalidad está revisando las rampas que ya estaban construidas para darle mantenimiento, sobre todo con antideslizantes, como en la zona de San Martín y Maipú”, agregó.

Esa esquina del microcentro también fue centro de quejas de los transeúntes. “Las tapas en la vereda son muy grandes, no sé si antes tenían antideslizante. La gente que se tropieza es la que viene distraída con el celular”, precisó Matías un vendedor ambulante. “Los señores grandes caminan seguido por aquí y son los que más cuidado tienen, a veces se tropiezan porque no tienen equilibrio”, agregó.

LA GACETA / FOTO DE KAREN FERNÁNDEZ

“Las tapas son de las distintas empresas que brindan servicios: Edet, Gasnor, SAT; hasta hay tapas de las empresas de telecomunicaciones. La Municipalidad notifica a las empresas para que garanticen la transitabilidad de los sectores donde hay este tipo de problemas. En algunos sectores no podemos actuar de manera independiente porque ellos son los responsables”, explicó Lobo Chaklián.

En la esquina de Córdoba y Maipú, una señora que caminaba con un andador, pidió ayuda para cruzar la calle. “Con la rampa me voy para adelante y tengo miedo de caerme”, lamentó.

LA GACETA / FOTO DE KAREN FERNÁNDEZ

“Las rampas son lo de menos, las veredas me dan miedo a mí. No sé si el andador me ayuda o me da más miedo”, agregó Olga.

"En Tucumán hay que mirar al piso y no a los demás; no importa la edad de la persona”, criticó.

Las rampas de esa esquina no presentan problemas, pero si lo hacen las veredas angostas cubiertas con tapas que tienen una capa de antideslizante desgastada. “Pasa mucha gente, no dura mucho el antideslizante. La gente conoce el estado de las veredas en la esquina y la mayoría tiene cuidado”, comentó un comerciante de la zona.

LA GACETA / FOTO DE KAREN FERNÁNDEZ

“Sobre las rampas hay un especialista que asesora sobre el tamaño, la pendiente y la forma de hacerla. Tiene en cuenta el tamaño de la vereda y los obstáculos que hay. En la esquina de Ayacucho y Crisóstomo Álvarez en las cuatro esquinas hay rampas diferentes por estas situaciones”, explicó Lobo Chaklián

“La Municipalidad reconstruyó 9.500 metros cuadrados de vereda. Era responsabilidad de los frentistas pero nos hicimos cargo porque ellos no nos respondieron”, concluyó.

Comentarios