"Lo último que haría sería copiar algo de Guillermo Moreno", advirtió Alberto Fernández

El postulante del Frente de Todos dijo que no es fácil bajar la inflación, y pronosticó que cerrará 2019 con un alza de precios del 55%.

22 Ago 2019
1

FOTO TOMADA DE TWITTER / CLARÍN

Aseguró que la inflación de este año llegará al 55% y que se conformará con lograr que, al cuarto año de su gestión, el alza de precios llegue a ser de un dígito. Hoy, Alberto Fernández ratificó que en caso de llegar a la Presidencia cumplirá con los compromisos asumidos por el Estado. 

"Tenemos que terminar con la idea de que las transiciones son complejas, son parte de la democracia. Y hay que sacar del escenario la idea de que venimos a incumplir obligaciones asumidas porque es falso y daña el presente", dijo, en un coloquio organizado por el Grupo Clarín. 

También se refirió a la inflación. Pronosticó que con un dólar a $ 57, la inflación al cerrar el año debería estar en el orden de los 55 puntos. "Es muy difícil de bajar. Es parte del desafío que tenemos. No creo que sea fácil, si yo logro al cuarto año terminar con una inflación de un dígito sería el tipo más feliz del mundo", graficó el postulante del Frente de Todos. 

Consideró que la emisión monetaria no es el único motivo de la inflación. "Cuatro años después deberían haber aprendido, no es la única medida que genera inflación. Hay que estudiar dónde está la causa", planteó. 

Luego, apuntó contra el secretario de Comercio de Cristina Kirchner, Guillermo Moreno. "Lo último que haría es copiar algo de lo que hizo Moreno, creo que le hizo un enorme daño a la economía. Si seguimos con esta dinámica vamos a seguir chocando contra las paredes. Debemos parar la pelota y darnos un tiempo para ordenar. Hace falta un enorme acuerdo, con sindicatos, empresas y gobierno. Lo tengo hablado con los sindicatos y con los empresarios. Este presente lo padecen todos", sostuvo.

Destacó el trabajo del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos en la gestión macrista. "El Indec es el termómetro de la economía, no hay que enojarse con el termómetro sino ver por qué tengo fiebre. En algún momento se enojaron con el termómetro", planteó.

También puso reparos a la reforma laboral que propone el macrismo. "Lo que nos urge es que la gente no tiene trabajo. La reforma laboral es un cambio sobre la ley de contrato de trabajo, y es innecesaria. Muchos de los privilegios en los convenios colectivos de trabajo se fueron corrigiendo sin afectar la ley de contrato de trabajo", afirmó. 

Comentarios