Es revelación en la Superliga: un líder con acento tucumano

El luleño Soraire es parte de Arsenal.

22 Ago 2019
1

TUCUMANO EN ACCIÓN. Soraire, con la camiseta de Arsenal, durante un partido contra Banfield en Sarandí.

En las principales ligas del fútbol mundial por la superioridad que imponen los equipos poderosos, hace que el protagonismo en los torneos de cada país sea propiedad de unos cuantos. En Italia, desde hace una década, Juventus es el rey indiscutido, en Francia, ese lugar está reservado para PSG, en la liga alemana, Bayern Múnich marca la diferencia, mientras que Manchester City y Liverpool se reparten el predominio en la Liga Premier. Esta circunstancia le quita atracción a las mejores Ligas del mundo.

Por suerte, más allá de lo fuertes que River y Boca son en nuestro país, esa supremacía no se traslada a los campos de juego de la Superliga. Y para prueba, basta sólo un botón. Arsenal de Sarandí, un club que apenas tiene 52 años de vida institucional, en su vuelta a la Superliga, contra el pronóstico, es el equipo que tras jugarse las tres primeras fechas de la Superliga 2019/20 está enseñando el camino con el puntaje ideal. Los números de los dirigidos por Sergio Rondina no pueden ser mejores. Es que convirtió seis goles y su arquero Maximiliano Gagliardo logró conservar su valla invicta en los 270 minutos que jugó.

En el plantel del equipo de Sarandí se alista un tucumano que todavía le cuesta asumir lo que está viviendo: Jesús Soraire. Es que el muchacho de Lules hasta hace algo más de un año estuvo jugando en el Federal A defendiendo la camiseta de San Jorge y hoy a los 30 años está viviendo su momento más glorioso: jugar en la máxima categoría del fútbol argentino. “Me acuerdo cuando surgió la chance de ir la B Nacional, sabía que era mi chance. Era consciente que tenía que aprovechar ese momento y por suerte pude”, dijo el luleño que sabe que ahora vendrá lo más complicado: mantenerse en la cima. “Tengo confianza. En mí y en el equipo. El técnico me apoyó y supo sacar lo mejor de mi juego. Rondina colaboró mucho para que ahora sea un jugador tácticamente más ordenado. Me hizo crecer futbolísticamente”.

Cuando le preguntamos sobre las razones de este gran momento de Arsenal, el volante señaló: “este es un plantel de un perfil muy bajo. No vamos a negar que estamos contentos pero tenemos que mantener la tranquilidad”.

Soraire, el tucumano en el plantel del puntero, sabe que este presente no es casualidad. “No sé si es una sorpresa, pero lo que sí tenemos bien claro es que vamos a tratar de ser protagonistas con nuestras mejores armas. La idea es complicarles las cosas a los equipos que se armaron para estar en la lucha por el título. Nosotros tenemos la premisa de mantener la categoría y tratar de poder rescatar alguna de las plazas disponibles a una de las Copas”, dijo el volante que se inició futbolísticamente en Almirante Brown de Lules.

Haber podido mantener la base del plantel que en la temporada pasada consiguió el ascenso a la Superliga, para Soraire es un plus que en este tramo de la competencia, Arsenal pretende sacarle el mayor provecho. “Los chicos que estamos de la temporada pasada y los que se agregaron ahora tenemos en claro la idea del DT”, dijo.

“River es el mejor equipo del país”, dijo Rondina en estas horas y Soraire coincide. “Excluyendo a River que demostró ser el mejor, los demás equipos estamos muy parejos”. Por ahora, la tabla dice que es Arsenal y que cuenta con un tucumano en sus filas.

Comentarios