Hay goles y goles, pero como los de Lanús-Vélez...

Después de un primer tiempo aburrido, Lanús ganó 3-1 por un tanto de rebote, otro de penal de Sand y un toque de Orsini. La "V" había empatado gracias a que Acosta castigó su propia valla.

18 Ago 2019

Su hubiera sido por lo producido en el primer tiempo, el 0-0 era más que justo entre un Lanús golpeado (viene de perder 3-0 con River) y un Vélez intermitente. Pero todo lo aburrido que fue el acto uno desapareció en el arranque del complemento. Y con goles rarísimos.

Empezó pegando primero el “Granate”,  tras un mal rechazo de la zaga visitante, un gran pase del ex Atlético Leonel Di Plácido y una definición fortuita de Lucas Vera, para el 1-0 parcial. Un gol de locos, tanto es así que la alegría duró poco, porque Vélez empató el juego casi al instante. ¿Cómo lo hizo? Gracias a un gol en contra de Lautaro Acosta. Todo eso en menos de 10 minutos de juego.

Y cuando el reloj rozó los 10, hubo un penal para Lanús y una gran definición de José Sand para el 2-1 parcial. Partidazo ahora y con goles raros, y como tales el cierre tuvo algo más concreto: pase de la muerte y toque de Nicolás Orsini para el 3-1 de la sentencia final.

Comentarios