Concepción: la causa del panadero Chequer podría quedar sin detenido

El defensor del procurador Vega dijo que no hay pruebas concretas que justifiquen la detención del sospechoso.

18 Ago 2019
1

LA VÍCTIMA. Chequer fue muerto el 27 de febrero pasado.

A días de vencer la prisión preventiva domiciliaria que le impuso la Justicia al procurador Miguel Vega, su abogado defensor prevé pedir la liberación del sospechoso, incriminado como coautor del crimen del ex panadero Carlos Chequer. De acuerdo al letrado Lisandro Juárez, sobre su defendido no pesa ninguna prueba concreta que justifique la continuidad de una medida de privación de la libertad.

“Todas las pericias que se practicaron hasta ahora en relación al caso, no llegan a comprometer al imputado. De modo que estamos en vía de pedir su libertad”, insistió. Dentro de 10 días se cumplirán los seis meses del crimen y hasta ahora Vega es el único detenido, en torno al hecho que conmovió a “La Perla del Sur”. En junio recobró la libertad Juan Jesús “Toco” Soria. Estaba sospechado también de ser el autor material del crimen, pero las pruebas de ADN practicadas en su ropa, que tenían rastros de sangre, fueron negativas y le quitaron impulso a la acusación, aunque sigue bajo investigación. Testigos habían asegurado haberlo visto merodear la casa de la víctima minutos antes del homicidio.

En los últimos días se practicaron nuevos allanamientos ordenados por la Justicia, con el fin de reunir elementos que ayuden al esclarecimiento del hecho. Vega permanece con prisión domiciliaria desde mayo último, a pedido del fiscal Edgardo Sánchez, de los tribunales de Concepción y a cargo de la causa. La detención del procurador se produjo luego de que este violentara la faja de seguridad de una camioneta Palio Weekend, que se había incautado en su casa días antes para ser sometida a una pericia. El rodado, que permanecía en predio de los Bomberos de la Regional Sur, aparece en los registros fílmicos de las cámaras de seguridad de las inmediaciones de la casa de Chequer, en la esquina Matienzo y San Juan del barrio Haimes. La presencia de la camioneta fue registrada antes y después del homicidio ocurrido el 27 de febrero pasado. Por esa razón, Sánchez requirió el secuestro.

Complicado

El procurador extrajo del rodado incautado un envoltorio en el que había un cuchillo. Luego, arrojó el objeto a un contenedor de residuos, cerca del local de los bomberos. El procedimiento fue registrado por una cámara de seguridad. Con esta prueba, el fiscal Miguel Varela pidió su detención por el delito de ocultamiento de pruebas.

La actitud del procurador robusteció las sospechas que ya estaban instaladas sobre su presunta participación en el homicidio. Es que semanas antes había entregado a la Justicia un celular que pertenecía a la víctima y que supuestamente lo había encontrado a la orilla de la ruta 65, mientras trotaba por sus orillas. Los registros fílmicos, sin embargo, lo muestran ingresando con la Palio a una estación de servicio, próxima a la casa de la víctima, en el momento en que él dijo haber encontrado el celular.

Chequer fue atacado por un desconocido cuando descendía de su auto, tras estacionar en el garaje de la vivienda. Recibió al menos cuatro golpes fulminantes en la cabeza, asestados al parecer con un garrote de madera, según las pericias. El móvil del crimen, por ahora, está sumergido en una sombra de misterio. Los investigadores insisten en que se estaría ante un hecho de características pasionales.

En el medio, apareció una bailarina que habría tenido una relación afectiva con Chequer y en el momento del homicidio, con el procurador. A esta mujer se le secuestraron celulares y otros elementos informáticos. Según el abogado Juárez, las pericias practicadas en la Palio y otros elementos secuestrados, dieron negativas. De todos modos, resta conocer el resultado de las revisiones hechas a los celulares incautados.

Procedimientos

El viernes se realizaron nuevos allanamientos, en el marco de la investigación del asesinato de Chequer. Sánchez habría solicitado la medida a partir de nuevos datos reunidos por personal de la Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos Sur. Así, en una vivienda del barrio El Parque de Concepción se procedió al secuestro de teléfonos celulares, tablets, dispositivos de almacenamiento de informaciones y computadoras.

Comentarios