Pablo Briones cosecha premios y aplausos con su “Barbacoa”

El cineasta tucumano presentará su última producción en el festival de Locarno, en Suiza, antes de traerla al país. Proyectos en carpeta.

14 Ago 2019 Por Alicia Liliana Fernández
1

PREOCUPACIONES. Pablo Briones está trabajando en dos cortometrajes sobre migrantes sin papeles en Suiza.

“Baracoa”, el primer largometraje del tucumano Pablo Briones, sigue recorriendo festivales. Empezó el año en competencia en la Berlinale. Después se impuso en el Festival de Málaga para llegar, en junio, a ganar el premio Youth Jury Award en el Sheffield Doc/Fest (en Inglaterra), uno de los certámenes de documentales más importantes del mundo. Mientras el director se prepara para que este viernes se estrene su película en el Festival de Locarno (Suiza), dialoga con LA GACETA vía chat.

-¿Qué significa para “Baracoa” y para vos el premio del Jurado Joven en Sheffield, que se suma a los que obtuvo antes?

- Este premio fue muy gratificante. Sumado al reconocimiento del Público en el Festival de Málaga, significa que le llega a jóvenes apasionados por el cine de distintas partes del mundo, y con una mirada fresca. Sobre todo tratándose de una película que no está realizada con la intención específica de gustarle al público joven. Al contrario, está realizada con preocupaciones de cinéfilo. Recientemente, me preguntaron en Roma si es una producción para la crítica o para el público, y respondí sin vacilar que es una película para la crítica. Sin embargo la carrera en festivales viene demostrando que también funciona para los espectadores, lo que es una muy linda sorpresa.

- ¿Presentás la película en otro festival?

- El próximo evento importante es el Festival de Cine de Locarno, uno de los cinco más importantes del mundo, donde ofreceremos “Baracoa” a un público internacional de cinéfilos, en una sala con capacidad para 3.000 espectadores. Y luego, la lista empieza a hacerse larga, pero por el momento tengo que esperar los anuncios oficiales de los encuentros para poder revelarlos. Lo que me tiene feliz es que por fin llegará a Argentina, con al menos tres eventos confirmados ya en 2019.

- ¿En qué estás trabajando ahora?

- Paralelamente al trabajo de promoción de “Baracoa”, estoy realizando dos cortometrajes sobre migrantes no declarados en Ginebra. Uno, en colaboración con el fotógrafo y escritor peruano Daniel Aparco, basado en una fotonovela autobiográfica que aborda su regreso a Lima a partir de su deportación; otro, por encargo del Museo de Arte Contemporáneo de Ginebra, sobre una empleada doméstica de 64 años que, de a poco, no podrá seguir trabajando y se encuentra totalmente sola, sin ningún tipo de seguro o ayuda social prevista para ella, ya que oficialmente en Suiza ella no existe. Pero el proyecto más consecuente, que será mi próximo largo, empieza a tomar forma también, por ahora en la escritura. En octubre comenzaremos la búsqueda de financiamiento junto a un productor helvético. Después de haber trabajado con preadolescentes en la periferia de La Habana, quiero trabajar con jóvenes europeos que se encuentren también en transición, entre el final de la escolarización obligatoria y el sinfín de posibilidades que se abren y que dependen mucho del entorno, pero también de las aspiraciones personales, de las inspiraciones y de los sueños.

> De Tucumán al mundo
Experiencia con pueblos originarios

Pablo Briones nació y vivió en Tucumán. Estudió cine en Córdoba y actualmente reside en Suiza, donde trabaja en televisión. Allí hizo una maestría y es docente. Entre sus trabajos se destacan filmaciones sobre los pueblos originarios de Argentina, Bolivia y Perú. Sus cortometrajes recorrieron festivales y obtuvieron premios, como “Pezcal”, producto de un taller que dictó Abbas Kiarostami en la Escuela de Cine de Cuba en 2016, que llegó a verse en Cannes ese año. Con su guión y dirección , “Baracoa” cuenta la historia de dos niños cubanos que juegan a la salida de la escuela. Se inscribe en el género docu-ficción y dura 89 minutos.

Comentarios