La validez de una citación a indagatoria será discutida hoy

Nueva audiencia para los médicos de “Lucía”.

05 Ago 2019

El proceso contra los médicos que interrumpieron el embarazo de la niña abusada llamada “Lucía” tendrá hoy a las 10 una segunda audiencia ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción. El camarista Eudoro Albo convocó a este acto luego de que los ginecólogos Cecilia Ousset y José Gijena plantearan que habían sido notificados de que debían declarar como imputados por parte de la fiscala Adriana Giannoni horas después de que aquella fuese apartada del proceso. El acto oral y público será presidido por Enrique Pedicone, el vocal de la Cámara que este miércoles tuvo por acreditado el “temor fundado de parcialidad”, y separó a Giannoni y a Facundo Maggio, juez de Instrucción en lo Penal N°2, de la investigación del supuesto homicidio de la recién nacida llamada “Faustina” que había denunciado un grupo de abogados con el patrocinio de Salvador Del Carril.

Albo convocó a la audiencia a Giannoni; al jefe de aquella, el ministro público fiscal Edmundo Jiménez, y a Emilio Guagnini y Pablo Gargiulo, defensores de los médicos e integrantes de la organización Andhes. El decreto incluye el requerimiento del expediente todavía en poder de la fiscala. En paralelo, militantes de Andhes y de Cladem desarrollarán una marcha en las afueras de la Justicia penal (se informa por separado).

El jueves, la defensa de Ousset y de Gijena solicitó a la Cámara que derribara la citación a indagatoria con el argumento de que esta había sido firmado por una fiscala que carecía de potestad para hacerlo. Giannoni, por su parte, explicó telefónicamente a este diario que había llamado a los médicos a declarar como imputados antes de que la sacaran del caso. “Esto no podía suceder porque mi intervención está firme. Voy a recurrir el fallo de Pedicone porque él llamó a la audiencia con el objeto de debatir la intervención de Maggio, no la mía”, anticipó la fiscala.

Pedicone apartó a Giannoni por pegar carteles contrarios a la interrupción del embarazo en su fiscalía y por una denuncia que refiere que habría amenazado al personal del Hospital del Este que atendió a “Lucía”. Maggio quedó al margen por haber sido apoderado y vocero del Arzobispado de Tucumán, institución que se pronunció en contra del aborto punible y no punible. Pedicone expresó que la imparcialidad es un “elemento definitorio” del proceso penal democrático, y que, por ello, correspondía debatirla con un criterio amplio, tal y como prescriben la jurisprudencia y los tratados.

Comentarios