Hirieron a un sereno y robaron una máquina de más de seis toneladas

El asalto ocurrió el jueves a la noche en un obrador de la empresa Ingeco en El Cevilar.

03 Ago 2019
1

El Cevilar FOTO TOMADA DE MAPS.GOOGLE.COM / IMAGEN ILUSTRATIVA

En un violento asalto ocurrido el jueves por la noche, cuatro desconocidos se presentaron en un obrador en el este de la provincia para sustraer maquinaria. En el hecho, un sereno resultó herido y otro golpeado.

Gustavo Daniel Jiménez denunció que el jueves por la noche, cerca de las 22.30 se encontraba trabajando como sereno en obrador que la empresa Ingeco tiene en El Cevilar, localidad de El Bracho, cuando se acercó un vehículo Chevrolet Corsa que había violado las fajas en la que había un cartel donde se decía que estaba prohibido el ingreso.

El empleado relató que del auto se bajó un joven preguntando si les podían vender combustible o, en su defecto, que le indiquen dónde hacerlo. Dijo además que después de decirle que no, otra persona se bajó del vehículo con un arma de fuego y le ordenaron que se quedara quieto en el lugar.

Nahuel Juri, compañero del sereno, intentó pararse para ver qué estaba pasando, y uno de los atacantes le disparó en la cintura. Luego, según la denuncia, Jiménez intentó ayudarlo, pero los asaltantes lo golpearon con las culatas de las armas. Por último, les ordenaron que se pusieran boca abajo y los maniataron con precintos. Allí descubrieron que eran cuatro los hombres que los atacaban.

De acuerdo a la denuncia policial, sintieron cuando los desconocidos arrancaron una retroexcavadora John Deere 310 K y huyeron por ruta 9 con rumbo desconocido. Jiménez dijo que después de un enorme esfuerzo logró desatarse y corrió hasta la casa de un vecino para pedirle ayuda. El trabajador herido fue derivado a un sanatorio privado.

“Se está investigando el caso, que es bastante extraño. No es común un hecho de estas características. Es evidente que los asaltantes fueron a buscar esa maquinaria”, explicó el jefe de Policía, Manuel Bernachi.

Los investigadores destacaron que la máquina sólo puede ser conducida por una persona que sepa hacerlo. Una retroexcavadora de esa característica, modelo 2012, se cotiza hasta más de U$S70.000 y, según confiaron algunas fuentes, pesa más de seis toneladas. “No cualquiera puede manejarla y tampoco es fácil encontrar un lugar para tenerla oculta. Se está trabajando sobre varias pistas”.

Comentarios