Buscan frenar la ola de inseguridad en Tafí Viejo instalando un museo

La “casa de los iglús” pasará de ser una propiedad abandonada a transformarse en un espacio antropológico creativo y seguro.

02 Ago 2019 Por Luciana Nadales

Una zona que hace sólo dos años estaba plagada de pastizales y caminos de tierra, en poco tiempo se convertiría en un museo antropológico, y en los alrededores habrá paseos artesanales reemplazando terrenos abandonados.

Se trata de una propiedad abandonada junto a la hostería Atahualpa Yupanqui de Tafí Viejo, a unos 13 kilómetros de la capital, por la ruta provincial 314. Es conocida como “La casa de los iglús”. “La señora que vivía ahí se fue porque todo el tiempo era asaltada”, dijeron algunos vecinos. “No había tantas casas ocupadas y todo estaba desolado. Mucha gente comenzó a entrar a ese terreno”, agregaron otros.

Según informó el intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera, la propietaria de la casa, Lidia Martorell, junto a la intendencia, el equipo del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), arquitectos y un equipo de antropólogos, podrán transformar esa vivienda en un museo con el fin de que sea “un lugar antropológico atractivo”.

ROTURAS. La dueña decidió dejar la casa y hasta hoy sigue abandonada. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Esta propiedad es un punto que reúne no sólo a taficeños sino a turistas que se acercan a fotografiarse en sus paredes descuidadas, pasillos llenos de historia y espacios subterráneos, que llama la atención, sobre todo de los más jóvenes. Ese fue el caso de dos amigos que, el viernes a la tarde, ingresaron a la casa para recorrerla y sacarse fotos, y fueron asaltados por un hombre que los amenazó con un machete y golpeó a uno de ellos con una piedra. (Ver “Detenido”)

Proyecto

El intendente Noguera remarcó que el proyecto involucra dos inmuebles. Uno de ellos es “La casa de los iglús” y el otra está ubicada justo en diagonal a la vivienda, a mano derecha, subiendo por calle Paysandú.

“Queremos hacer un museo antropológico importante. Venimos trabajando con el Ministerio de la Nación hace más de un año. Uno de los arquitectos más reconocidos de la provincia, Osvaldo Martorell, es el hermano de la dueña de la casa de los iglús. El hombre hizo las casas con una visión antropológica de la época de la llegada de los españoles y la idea que estamos llevando adelante con la Municipalidad es transformar toda esa área. El inmueble de la derecha todavía no está ocupado. La idea sería poner un lugar de servicios en donde estacionen vehículos y haya bares y puestos de artesanías”, explicó. “Uno de los objetivos es que se pueda ingresar al museo antropológico por debajo de la calle. El próximo 12 de agosto tenemos una reunión y avanzaremos. Aún no hay fecha”, dijo.

DESNUDA. La “casa de los iglús” quedó sin sus puertas y ventanas. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

El funcionario contó que la propietaria de la casa va a intervenir de forma directa con el proyecto a través de una fundación. “Ella es una de las impulsoras. Su esposo también se dedicaba a estos temas y dejó un legado cultural importante”, remarcó el intendente.

“Una boca de lobo”

César Barrionuevo, quien vive cerca de la casa de los iglús, dijo que se sienten más protegidos con respecto a unos años atrás debido a la restauración de la hostería. “Tenemos un grupo de WhatsApp con la Guardia Urbana entre todos los vecinos por cualquier cosa. Apenas vemos algo raro, avisamos. Estoy seguro de que los ladrones vienen de un barrio que está atrás”, opinó. “Hasta en el mismo terreno se juntan y dejan las cosas que roban”, aseveró.

INTERIOR. El diseño de la casa tiene rincones muy atractivos. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Fernanda Trujillo, del otro lado de la calle, dijo que sienten que están “a la buena de Dios”. “En la zona de la Paysandú hay más luz y mejores calzadas que donde estamos nosotros. Allá es una boca de lobo”, enfatizó.

Detenido

Atrapan al acusado de amenazar a dos jóvenes con un machete

El pasado viernes dos jóvenes fueran asaltados y agredidos en el interior de la casa de los iglús por un desconocido que, además de amenazarlos con un machete, golpeó a uno de ellos con una piedra en la cabeza, y luego se dio a la fuga. Un sujeto de 26 años conocido como “Villegas” fue detenido como presunto autor del ataque. Anteayer la Policía allanó la vivienda de “Villegas”, ubicada en el asentamiento “La Nina Velárdez”, por orden del Juzgado penal de la V Nominación, y se secuestró el machete. El hombre quedó detenido y deberá ser llevado a Tribunales para declarar.

Comentarios