Jorge Knoblovits: “si descartamos la memoria, no vamos a tener Justicia”

El titular de la DAIA visitó Tucumán para luchar contra la discriminación.

02 Ago 2019 Por Martín Dzienczarski
2

POR LA MEMORIA. Knoblovits consideró fundamental sostener políticas de memoria para evitar la impunidad. la gaceta / fotos de analia jaramillo

Evitar que las redes sociales se transformen en el medio de propagación de mensajes de odio y discriminación. Con ese fin, el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Jorge Knoblovits, visitó la provincia para delinear diferentes estrategias junto al gobernador, Juan Manzur. “La DAIA es una gran organización de Derechos Humanos de la sociedad civil. Fuera del Inadi, no hay otra organización de la sociedad civil como la DAIA que defienda a tanta gente, a tantos colectivos discriminados. Y nos enorgullecemos de hacerla crecer”, sostuvo el titular de la organización en diálogo con LA GACETA.

“En el último año hubo una suba del 200% (de casos reportados por discriminación) en las redes. El discurso de odio se ha incrementado en todo el mundo, y no hablamos sólo de antisemitismo”, aseguró Knoblovits, pero no vinculó el fenómeno con el auge de figuras políticas de derecha que llegan al poder con la propaganda de mensajes de odio y xenofobia. Durante la charla, el presidente de la entidad equiparó al antisemitismo con el antisionismo.

-¿Cuál es la agenda de la DAIA en la actualidad?

-Los grandes temas de la DAIA son la invocación permanente de la memoria con la Shoá (el genocidio perpetrado por el nazismo). La DAIA fue creada en 1935 para combatir lo que en ese momento entendíamos que era el peligro de la extensión por el mundo del nazismo. No nos olvidemos de que el acto nazi más grande del mundo fuera de Alemania ocurrió en Argentina y fue organizado en el Luna Park. A partir de ahí nació un ADN de la DAIA: las alertas tempranas, en las que hemos trabajado siempre contra la discriminación. El pueblo judío tiene una experiencia histórica en haber sido discriminado, luchar contra ello es fundamental. El antisemitismo es una forma de discriminación, pero hay muchas más: contra afrodescendientes, pueblos originarios o personas de otros países como bolivianos y paraguayos o la comunidad LGTB (lesbianas, gays, trans, bisexuales y género fluido). Dialogábamos con el gobernador y el vicegobernador tucumanos, sobre la experiencia de los Quilmes y su traslado a pie hasta Buenos Aires, como ejemplo de la aniquilación de los pueblos originarios. Ellos también están protegidos por la DAIA. Estos colectivos no tienen una organización importante que los proteja, y por eso recurren a nosotros, que los visibilizamos y les damos asistencia jurídica cuando lo necesitan. Lamentablemente también debemos luchar en la Justicia por los dos atentados.

-¿Se incrementaron los discursos de odio?

- Es espantoso. En el último año sólo en las redes sociales hubo una suba del 200%. No sólo es algo que ocurre en el país; nosotros monitoreamos Argentina, pero el discurso de odio se ha incrementado en todo el mundo. El discurso de odio es el que genera que un enloquecido pretenda la supremacía racial y mate a más de 50 hermanos del Islam en Nueva Zelanda, lo filme y se enorgullezca.

-¿El crecimiento está vinculado al auge de líderes de derecha en distintos países?

-Hay derechas y hay izquierdas. Depende de qué derecha y de qué izquierda, porque hay izquierdas que tienen un discurso antisionista que también para nosotros es un discurso de odio. Trabajamos con el poder legislativo para que lo que se determina como antisionismo sea equiparado a la reacción con el antisemitismo, como sucede en Francia, por ejemplo. Ningún progresismo debe tener discursos antisemitas y antisionistas asociados. No hablamos de criticar políticas de gobierno de algún estado; hablamos de grupos que critican la existencia del estado de Israel. Con la derecha es lo mismo, hay derechas y derechas.

-¿Los discursos de odio se motorizan a través de fake news?

-(Knoblovits cede la respuesta a Fabián Neiman, presidente del Consejo Federal de la DAIA) El centro de estudios sociales de la DAIA tiene un sistema de monitoreo permanente no solo de redes sociales, sino de colectivos en la web. Recién en la reunión con el gobernador Manzur, intercambiando ideas, hablamos del vínculo que él tiene con el rabino Abraham Cooper, que brindó una conferencia el año pasado. Cualquier persona que use las redes sociales encuentra permanentemente discurso judeofóbico disfrazado, cuestionando el derecho a la existencia. Como una coprolalia para proferir insultos judeofóbicos. Luchamos permanentemente contra esto. Ayer a la salida de un acto en Malvinas Argentinas agredieron a un precandidato a diputado diciéndole ‘judío de mierda’.

-(Knoblovits) Lo que nosotros percibimos es la gravedad del anonimato, cuando le tenés que decir algo a alguien que lo tenés en frente. El anonimato es un espanto por la falta de filtro que permite poner lo que se te ocurra y burlarte y mofarte de los “distintos”. Es difícil combatir al anonimato.

-¿Cuál es la posición de la DAIA con la querella a Cristina Fernández que se había iniciado por el Memorándum con Irán?

-La posición de la querella es estar en la querella. Es la posición definida, tenemos continuidad jurídica porque somos una institución que tiene estatutos y se ha determinado que se debe investigar.

-Se cumplirán tres décadas de los atentados...

-Lleva 27 años el ataque a la Embajada de Israel y 25 del atentado a al Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA). La situación es que hasta el día de hoy vivimos en estado de impunidad porque no se llega al esclarecimiento y más que eso, a la posibilidad de condena de la gente sospechada de haber cometido el atentado. Ante esto, surgió la posibilidad de los juicios en ausencia. Esta herramienta será importante para un país que ha tenido tantas violaciones de derechos humanos. En Argentina se ha provocado la convivencia de dos tipos de terrorismo, el de Estado en la dictadura militar (1976-1983) y el terrorismo global que se inauguró con el atentado a la Embajada –de Israel, ocurrido en 1992-, porque no podemos pensar que hay 25 años de impunidad si no recordamos que hay 27 años de impunidad porque –el atentado- pasó dos años antes que el de la AMIA (1994). Si descartamos la memoria no vamos a tener Justicia.

-¿Espera avances para este año?

- Es un año paralizado legislativamente porque es un año electoral, pero se está trabajando con mucha prudencia y potencia. Rubén Neiman se ha puesto esta tarea enorme bajo sus hombros y ha hecho milagros al respecto. Sé que hay voluntad política de dos o tres fuerzas políticas que están trabajando sin grietas para esto. No es una solución que deben propiciar la DAIA o los familiares (de víctimas); es una solución que debe propiciar el Estado. Ni siquiera un gobierno. El Estado nacional debe dar las condiciones adecuadas para que los responsables imputados en la causa sean condenados. Responsables hay, pero no tenemos condena.

-¿Es un avance que se haya declarado al Hezbollah como grupo terrorista por la Justicia?

-Lamento que hayan pasado más de 25 años, de que la organización terrorista imputada Hezbollah haya puesto una bomba en la Argentina. Con el juicio en ausencia posiblemente podamos avanzar para condenar a los culpables. Los culpables están determinados: hay siete alertas rojas, así que con esta herramienta posiblemente podamos llegar a la verdad.

Con el gobernador

Un tucumán diverso y plural

El gobernador Juan Manzur recibió en su despacho de Casa de Gobierno a Jorge Knoblovits, titular de Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA). El mandatario fue acompañado por el vice, Osvaldo Jaldo, y representantes nacionales y provinciales de la organización israelita. Las autoridades conversaron sobre políticas públicas para la prevención y lucha contra la violencia, el odio y la discriminación. “Nos da alegría que Knoblovits haya asumido la responsabilidad en la conducción de unas de las instituciones más importantes que tiene la Argentina en el trabajo de prevención del odio y la discriminación. Estamos decididos a continuar y profundizar el trabajo con la DAIA”, valoró el mandatario al finalizar el encuentro. Manzur aseguró que desde su gestión se trabaja por la inclusión, “una sociedad que con todas sus diferencias y pluralidad, logre alcanzar el respeto”. El gobernador explicó que el objetivo es realizar capacitaciones en escuelas a docentes y estudiantes: “lo tenemos que hacer de la mano de instituciones de tanto prestigio como la DAIA, que tienen un gran conocimiento para ponerlo a disposición”.

Comentarios