Cartas de lectores

29 Jul 2019
1

WALLENBERG, EL HÉROE SIN TUMBA

El próximo 4 de agosto, Raoul Wallenberg cumpliría 107 años, si estuviera vivo. Nada se sabe sobre su destino. Desapareció en enero de 1945 luego de ser detenido por el ejército soviético. En solo seis meses, a partir de julio de 1944, Wallenberg, de 32 años e hijo de una de las más influyentes familias suecas, arriesgó su vida mientras se desempeñaba como representante de la Junta de Refugiados de Guerra creada por Franklin D. Roosevelt. Rápidamente estableció una red de “casas de seguridad” que exhibían la bandera de la neutral Suecia. En su condición de funcionario diplomático diseñó, imprimió y distribuyó pasaportes de seguridad para los judíos perseguidos por Adolf Eichmann en persona. Así salvó decenas de miles de vidas. En 2012, en el centenario de su nacimiento, la Fundación Raoul Wallenberg encargó un busto del “Héroe sin tumba” al escultor argentino Gerónimo Villalba. Desde entonces, la pieza se exhibe permanentemente en el aeropuerto internacional Ministro Pistarini, la terminal aérea más importante de Argentina.

Eduardo Eurnekian y Baruj Tenembaum

Fundación Raoul Wallenberg

Nueva York (EEUU)

“CRISIS EXISTENCIAL” ARGENTINA

A tres meses de las elecciones presidenciales en Argentina, políticamente hablando, los argentinos que votamos responsablemente estamos viviendo una “crisis existencial”. Muchas cosas se pueden decir acerca de este fenómeno psicológico. De entre tantas, citaré sólo unas cuantas. Por ejemplo, que “se trata de un sentimiento de vacío que te atrapa, de un malestar que no se sabe a qué se debe, y de un vértigo que genera angustia; que es un descontrol provocado por la falta de sentido de la vida y de objetivos e ilusiones, etcétera, a raíz de los cuales surgen el miedo y la angustia que paralizan”. Esto, trasladado al ámbito político, redundaría en el concepto de que “los argentinos estamos enfermos”. Porque, es casi seguro, que las próximas elecciones se polarizarán. Y que los kirchneristas no renunciarán a su ciego fanatismo, ni los “no kirchneristas” (entre los que me encuentro) querrán que vuelva Cristina con su amplia gama de mentiras, pillos y pillaje. Pero, he aquí, que visto lo que ha realizado el gobierno de Mauricio Macri, me surgen los siguientes interrogantes: ¿me satisface o no su gestión? ¿Responde a mis necesidades y expectativas realmente lo suyo, o me provoco la autosatisfacción? ¿Creo que su gobierno es capaz de sacarnos de la crisis en la que nos dejó el gobierno anterior, o me autoconvenzo para evitar la repetición de lo que no deseo vivir? Personalmente, una sola cosa tengo muy clara. Y es que el robo más grande de la historia que hicieron los Kirchner y sus secuaces, no es tan grande como el daño social que realizaron, el cual no se solucionará antes de 100 años -por lo menos- con gobiernos excelentes. “Donde gobiernan los malos, abunda el pecado”, dice la Biblia. Y, hoy por hoy, esta máxima es la que dirige mi intención de voto para las próximas elecciones.

Daniel E. Chávez

[email protected]

CAPITALISMO INHUMANO

“Como las vibraciones de un necio ruido. Ni Wagner ni Rossini me dicen nada. Pero si por acaso gime un gemido. Me traspasa las carnes como una espada” (Pedro B. Palacio, “Almafuerte”). Me opongo a un capitalismo inhumano que desprecia al trabajador y deprecia al trabajo. “Hay que rechazar el monocultivo de las mentes. Hay necesidad de un pensamiento crítico. Para lograrlo, el único camino es ser rebelde frente a las injusticias, luchar por los derechos de los niños con hambre, los que sufren exclusión, de las mujeres víctimas de la violencia, de los pueblos indígenas que luchan por su territorio e identidad” (Adolfo Pérez Esquivel. LA GACETA 6/6/19). Pasaron ya 1.371 días de injusticias, de afrenta, de ignominia y oprobio. El accionar de los CEO depredadores. El llamado “círculo rojo”, símbolo del capitalismo neoliberal nunca, pero nunca, miró con buenos ojos al trabajador. Son los de la idea “pobres habrá siempre”; por supuesto, si ellos son los “fabricantes”, y no paran. Desde el inicio declararon personas “non gratas” a los más vulnerables, y que se sepa no hubo tantos escandalizados. Lo hicieron diciendo: “El trabajador debe ganar lo mínimo por lo que hace”. ¿Escuelas, universidad? ¡Ja! Anularon leyes como los medios audiovisuales, defensa del consumidor, indemnización por despido, etcétera; ajusta presupuesto para salud (hospitales públicos, vacunas), ciencia, tecnología, educación pública, etcétera. ¿Y la minoría ilustrada? J. J. Sebrelli, S. Kovadlof, F. Iglesias, M. Aguinis y periodistas farandulescos. El silencio es salud, o la onomatopeya del grillo, “cri, cri, cri”. Por razones de espacio omito decir otras medidas que fueron acertadas, ¡acertadísimas!, para devastar pueblos. Sin embargo, los CEO no están plenos (llenos), ni epigástricamente ni “bolsillescamente”. En la campaña electoral, el señor Pichetto, peronista que se pasó al bando contrario, suma a su CV de racista, discriminador y xenófobo, el de mccartista. Buscando meter miedo, expresa: “Kiccilof es marxista, Pichetto es macrista”. ¿Y? ¡Karl Marx es cuco, no salgan a la siesta! Lo cierto es que los fanáticos del “mentime que me gusta” están de parabienes. Hubo otras personas “non gratas” para el poder real. Políticos, estadistas y rebeldes para el colmo de los ricos. El señor Raúl Alfonsín, con un discurso emocionante y magnífico, los interpeló en la SRA. Fue suficiente. Le contestaron con el bolsillo y lo presionaron para que deje el cargo antes del tiempo constitucional; un integrante del “círculo rojo” le dijo al Presidente de los argentinos: “Usted ya es un estorbo”, y pasó lo que pasó. La señora Cristina Fernández de Kirchner, tapas y tapas de revistas y ríos de tinta malgastados por misóginos recalcitrantes, intentaron sin éxito mancharla. Todo por otorgar derechos a los débiles. Uno de tantos, a las trabajadoras de casas particulares. ¿Cómo? ¿Qué es esto?, preguntaron los que quieren anular el artículo 15 de la Constitución, “si las sirvientas no tienen ni merecen ni el derecho a cansarse”. Lo escuché de boca de creyentes cristianos. No me lo contaron. Con todo respeto: como damnificado (jubilado) pregunto: ¿Por qué debo aceptar que la concusión que sufre mi salario pase a las arcas de los Rattazzi, Galperín, Grobocopatel, Rocca, etcétera? “Porque la vida siempre ha sido así”, respondieron los partidarios del “me da lo mismo”. Insisto: la política no es la mala. El mercado agiotista, especulador y disciplinador ¡sí!. Quien quiera oír que oiga.

Hugo Vallejo

M. Estrada 3.850

San Miguel de Tucumán

ALTA VELOCIDAD EN BELLA VISTA

Como ciudadano preocupado por el problema del tránsito, particularmente en la principal vía de acceso a la ciudad de Bella Vista (avenida Juan XXIII), pongo en conocimiento de las autoridades correspondientes la caótica situación que se vive todos los días a toda hora, por cuanto circulan automovilistas y motociclistas superando altamente el límite de velocidad para zonas urbanas, con lo que se provocó ya numerosos accidentes, incluso con la pérdida de vidas humanas. Hago saber que hace unas semanas presenté por medio de un concejal una nota firmada por vecinos, en la que sugerimos la colocación de reductores de velocidad, como así también la difusión de educación vial, por cuanto los motociclistas circulan sin cascos, sin luces reglamentarias ni espejos retrovisores. Pedimos que se disponga un permanente control hasta que la gente tome conciencia de reducir la velocidad, como ocurrió en la localidad de García Fernández con la colocación de conos y presencia policial. Actúen con celeridad; no esperen que se produzcan más pérdidas de vidas.

Adolfo Enrique Pérez

[email protected]

JUBILADOS SIGUEN SIN COBRAR

Brevemente, quiero expresar mi descontento con el trato para con algunos expedientes de pedido de retroactividad de jubilados transferidos con juicios ganados y sentencias en firme que se encuentra en una oficina de Fiscalía se Estado (de la provincia de Tucumán), creo que es de Control y Verificación, desde hace más de dos años, donde se solicita el pago de las mismas correspondientes a sentencia judicial de los años 2013, 2014 y 2015. Al preguntar por el mismo, el responsable (de esa oficina) me manifestó que todo se encuentra bien, pero que tenía una orden de que se esperara. Si ya se abonaron los de postsentencia años 2016 y 2017, no sé por qué ocurre la demora en este caso, por lo que solicito que la fiscal de Estado intervenga para dar curso urgente al expediente mencionado (31/4305/16). Igual, una vez que se apruebe y decidan abonar las cifras estarán totalmente desactualizadas, por lo que solicito también su actualización. Cabe acotar que en reiteradas oportunidades mandé nota al encargado de la oficina citada sin obtener ninguna respuesta satisfactoria. Por lo expuesto, solicito urgentemente que la señora fiscal se interese por este asunto y le encuentre una solución.

Mario Oscar Rivet Vozza

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios