La iniciativa de promover el autoservicio de combustibles genera rechazos

El Gobierno nacional impulsa el cambio en el marco de la reforma laboral, pero los trabajadores no lo aceptan.

25 Jul 2019
1

ARCHIVO

El líder del sindicato de petroleros Guillermo Pereyra rechazó la iniciativa empresaria de promover el autoservicio de combustibles en la Argentina.

"El autodespacho de combustible está prohibido por decreto; no se pueden seguir destruyendo los puestos de trabajo. Las condiciones laborales de los trabajadores petroleros no fueron flexibilizadas, al contrario", enfatizó Pereyra, quien también es senador peronista por Neuquén. De esta manera, los petroleros se sumaron al rechazo al proyecto que había expresado el gremio de trabajadores de estaciones de servicio, que conduce el cegetista Carlos Acuña.

Días atrás, las cámaras empresarias del sector anunciaron la “unidad” de las federaciónes bajo el paraguas de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), para afrontar una reforma laboral, que incluya el autoservicio de naftas y gasoil, detalla Ambito.com. “El autoservicio es la modernidad, por lo que triunfa y a nivel mundial cada vez tiene más sustento, y eso no significa dejar de lado o despedir trabajadores”, aclaró Carlos Gold, titular de Cecha.

El proyecto

El Gobierno nacional, a través de la Secretaría de Energía, avanza en la reglamentación del nuevo formato de expendio en las estaciones de servicio. La imagen tan repetida en las películas estadounidenses puede llegar a verse en Argentina. El autoservicio de combustibles, muy popular en otros países, está en vías de ser reglamentado por el Gobierno nacional.

Todo parece indicar que próximamente habrá una resolución que autorice el autoservicio. Por el momento, se supo que posiblemente uno o dos surtidores por cada estación estarían preparados para que los clientes utilicen el sistema que, además, tendría un precio diferencial.

A su vez, el formato contemplaría que un playero controle el autoservicio, que sería un surtidor especial en el que con un botón se puede activar y detener el expendio de combustible. En tanto, en cada dispositivo para uso del cliente habría guantes para la realización de la carga. El Gobierno habilitaría el autoservicio en distritos lejanos al área metropolitana para evitar tensiones

La postura empresaria

Gold celebró la unidad del sector empresarios de las estaciones de servicio y exhortó a los gremialistas a mantener un vínculo de respeto y sensatez. "Esto requiere de un trabajo dejando intereses particulares; si no, es imposible avanzar", afirmó.

“La reforma laboral aparece como un tabú y una reforma no tiene que ser en contra de los trabajadores. ¿Por qué no pueden pensar que las estaciones de servicio paguen más por productividad que por antigüedad?”, se preguntó el dirigente empresario.

Alerta y movilización

La respuesta de Pereyra promete una ardua discusión. "No hace falta una reforma laboral; hay que modificar los convenios colectivos de trabajo. Una reforma laboral integral afectaría al empleo. Hay que preguntarse hacia dónde apunta la reforma laboral", detalló en diálogo con La Patriada.

Acuña declaró al sindicato de empleados de estaciones en estado de alerta y movilización y amenazó con iniciar una guerra judicial si el autoservicio avanza.

Comentarios