Ni con VAR pudieron con Boca en Brasil - LA GACETA Tucumán

Ni con VAR pudieron con Boca en Brasil

El "Xeneize" ganó pese a que le cobraron un penal inexistente a los 94’.

25 Jul 2019
1

IMPARABLE. MacAllister avanza a toda velocidad con la pelota ante la barrida de la defensa local. El 8 anotó el gol del triunfo. cabj

CURITIBA.- Sobre el final del partido y de la tanda de los cotejos de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, Boca rompió con un resultado que se había instalado entre los equipos argentinos: el empate. El “Xeneize” le ganó 1 a 0 a Athletico Paranaense en Brasil y se perfila como el primer cuartofinalista virtual de la competencia.

Cerca estuvo de empardar la producción de River (0-0 ante Cruzeiro), Godoy Cruz (2-2 ante Palmeiras) y San Lorenzo (que jugó justo antes de Boca), ante Cerro Porteño (también 0-0).

Los que se encargaron de que eso no sucediera fueron dos. Primero, uno de los refuerzos del invierno para Boca y uno de los mejores jugadores del equipo: Alexis MacAllister. El joven atacante no solo generó las mejores situaciones de Boca en el primer tiempo (ya sea recuperando o en la pelota parada) sino que convirtió el único gol del partido, cuando el final se acercaba y cuando, curiosamente, estaba a punto de ser reemplazado.

Cansado, Gustavo Alfaro estaba por reemplazarlo cuando ya habían transcurrido más de 80 minutos por Emanuel Reynoso, quien esperaba por un parate en el partido para ingresar. El parate nunca llegó y MacAllister aprovechó sus segundos de gracia para rematar fuerte desde afuera del área y clavarla en un ángulo.

Claro, la pelota había rebotado en Pedro Henrique e hizo más imposible la pelota para el arquero brasileño.

El ex Argentinos, que ya había demostrado estar a la altura en los amistosos previos, se puso el equipo al hombro y sobresalió ante una mala noche de “Wanchope” y Mauro Zárate.

El segundo encargado de que el duelo no terminara en empate pese a que todo parecía indicar a que lo haría, fue Marco Ruben. El VAR nuevamente fue protagonista en Brasil y le concedió un penal al local a los 94’ que Ruben malogró.

El partido se diferenció bastante del que se había disputado en ese mismo estadio y entre los mismos equipos, cuando los locales ganaron 3 a 0. Esta vez Boca anotó sus chances y evitó las de su rival. (Especial)

Comentarios