Caso Orlandi: se examinaron nuevos osarios en el cementerio alemán de la Santa Sede

Las tumbas, abiertas para localizar a una adolescente desaparecida en 1983, estaban vacías.

21 Jul 2019
1

MISTERIO. El Vaticano no encontró restos humanos en las sepulturas. reuters

El Vaticano empezó ayer a analizar los restos de dos antiguos osarios de su cementerio alemán en busca de los cadáveres de dos princesas que no fueron hallados en sus tumbas. Las mismas fueron nuevamente abiertas para indagar sobre el paradero de Emanuela Orlandi: una adolescente desaparecida hace 36 años.

“Las labores comenzaron el fin de semana en el camposanto teutónico, situado dentro de las murallas vaticanas. Durante el proceso, se analizaron los restos de dos osarios”, explicó a los periodistas el portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

Los osarios están cerca de las tumbas en las que se creía que estaban enterradas la princesa Sofía von Hohenlohe (fallecida en 1836) y la adyacente, de la princesa Carlota Federica de Mecklemburgo, que murió en 1840.

Ambos sarcófagos fueron abiertos y hallados vacíos el pasado 11 de julio, en las operaciones de búsqueda de Emanuela Orlandi, la hija de un empleado de la Santa Sede que desapareció el 22 de junio de 1983, cuando tenía 15 años.

Una carta anónima con una foto de la tumba y una enigmática frase: “Busque donde indica el ángel”. El Vaticano accedió a la petición de la familia pero, al abrir los osarios correspondientes, estos fueron encontrados vacíos.

La sorpresa inicial ante la situación llevó a la posterior búsqueda de las dos princesas. Ante las dudas, los investigadores creen que los cuerpos pudieron ser cambiadas de lugar en alguna obra posterior a su sepultura. “Los restos fueron analizados y estudiados in situ por el profesor Giovanni Arcudi y su equipo. El proceso contó con la presencia del experto de confianza designado por la Familia Orlandi, de acuerdo con los protocolos reconocidos internacionalmente”, expresó Gisotti durante la rueda de prensa.

Las labores de recolección de muestras y análisis se extendieron por seis horas con la extracción. Tiempo en que se evaluó los restos óseos y se procedió a su valoración y comparación.

El portavoz vaticano reiteró la disponibilidad de la Santa Sede a ayudar a la familia Orlandi en su búsqueda en el cementerio alemán, “a pesar de que se base en una mera indicación anónima”.

Sobre el caso

La desaparición de Emanuela es uno de los grandes misterios de Italia. El último paradero de la joven fue en el conservatorio de músico, situado en la Plaza de San Apolinar, en el centro de Roma.

El caso ha sido reabierto varias veces en los últimos años pero en 2016 la Fiscalía italiana cerró definitivamente la investigación. La historia siempre estuvo rodeada de varias teorías, desde la implicación de hombres de la curia vaticana, a la Banda de la Magliana (la mafia de Roma) o la relación con el atentado contra el papa Juan Pablo II que perpetró el grupo extremista turco liderado por Ali Agca. (Télam)

Comentarios