Estados Unidos: la amenaza de redadas causa pánico entre los inmigrantes

Muchos están encerrados en las casas y no se animan a salir ni para buscar comida.

16 Jul 2019
1

CONTUNDENTE. El cartel en la Oficina de Inmigración es claro: “propiedad de Estados Unidos, no pasar”. Reuters

MIAMI, Estados Unidos.- Las autoridades estadounidenses iniciaron operaciones a pequeña escala para arrestar a familias indocumentadas durante el fin de semana, con lo que iniciaron el plan del presidente Donald Trump de deportar a miles de inmigrantes. Se esperaba que la operación de varios días apuntara a cientos de familias recién llegadas a unas 10 ciudades.

Aunque las redadas no se produjeron en la escala masiva que había prometido Trump, la sola amenaza causó pánico entre los migrantes.

“Hasta ahora hemos visto más bulla que nada”, dijo  Nora Sándigo, una activista de Miami, a la cadena Univisión. “Las redadas de ICE comenzaron el viernes, sabemos que llevaron a algunas personas de la zona agrícola de Immokalee (centro del estado de Florida) y de un estacionamiento de Home Depot en Florida City”, al sur de Miami-Dade.

Sándigo dice que si el propósito del gobierno fue sembrar el terror, lo consiguió. “La gente está encerrada en sus casas. Nos comunicamos a través de mensajes de texto y por las redes sociales. Para quienes tienen miedo de ir por comida, tenemos voluntarios que se ofrecen para ir hasta el supermercado”, relató.

“Hasta ahora no hemos visto las redadas, pero no quiere decir que no habrá, que confiemos en el gobierno. La mayoría tiene orden de deportación. Hasta ahora no hay malas noticias, pero no bajamos la guardia -dijo-. Hoy vamos a dormir tranquilos. Mañana no sabemos”.

En alerta permanente

En junio, Trump lanzó la amenaza de las redadas al tiempo que urgió al Congreso que cambie la ley de asilo y lo que él define como “lagunas” legales que permiten a los migrantes llegar a la frontera a pedir asilo.

Según el mandatario, leyes y acuerdos judiciales creados para proteger a menores de edad del tráfico humano y de los abusos del gobierno federal, le atan las manos para poder arrestarlos masivamente y deportarlos de forma acelerada. Las protecciones exigen los jueces de inmigración decidan el futuro de las personas que piden asilo y de cualquier menor de países no fronterizos que sean aprehendidos en la frontera, y prohíben al gobierno federal privar de libertad a un niño mientras las cortes de inmigración resuelven sus casos.

El domingo, Trump volvió a atacar las protecciones por Twitter: “Lo siento, no puedo dejarlos entrar en nuestro país. Si está demasiado lleno, dígales que no vengan. Y dígales a los Demócratas que corrijan las lagunas: ¡problema resuelto!”

“La amenaza del presidente nos colocó en alerta permanente”, dice Juan José Gutiérrez, director ejecutivo del Movimiento Latino USA en Los Angeles, California. “Estamos diciéndole a la comunidad que conozca sus derechos, eso es lo más importante en estos momentos”, agrega.

Las operaciones están destinadas a disuadir la llegada de familias centroamericanas que buscan asilo tras escapar de la pobreza y de la violencia de pandillas en sus países de origen. (Reuters-Especial)

Comentarios