Tucumán está cuarta en el ránking de “quioscos” de droga

En la provincia se desarticularon 145 puntos de venta de estupefacientes barriales. Según datos de la Nación, entre diciembre de 2015 y junio de este año, se desarticularon 2.298 sitios en el país.

12 Jul 2019 Por Gustavo Rodríguez
1

CONTROL. Tucumán lidera la desarticulación de “quioscos” a nivel regional, de acuerdo a datos nacionales.

La Nación anunció, con bombos y platillos, que entre diciembre de 2015 y el 28 de junio de este año se desarticularon en el país 2.298 “quioscos” dedicados a la venta de drogas. Tucumán, con 145, se ubicó en el cuarto lugar del ranking de lugares de comercialización de sustancias en los barrios. La nómina ha sido liderada por la provincia de Buenos Aires (525); Ciudad Autónoma de Buenos Aires (439); y Santa Fe (345).

El informe oficial se dio a conocer para demostrar el trabajo que vienen realizando las 41 Brigadas Especializadas en Microtráfico (BEM), que fueron recientemente creadas y que ya están actuando en las tres provincias que lideran las estadísticas. Tucumán no cuenta con un equipo de estas características. La Nación, para esta provincia, sólo jerarquizó la División Antidrogas Tucumán de la Policía Federal.

Informes locales

Tampoco se tuvo en cuenta los procedimientos que realizó la Dirección General de Drogas Peligrosas de la Policía provincial (Digedrop). Según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad, en idéntico período, se atacaron unos 245 quioscos, es decir que en total se eliminaron 390 puntos de intervención de comercialización de drogas (PIC), como fueron bautizados ahora por los funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Ese número es importante, ya que supera la cantidad de procedimientos realizados en Santa Fe, donde Rosario aparece como la ciudad donde el modelo de narcomenudeo, con bandas como “Los Monos”, máximo referente, se extendió hacia el resto del país.

Tucumán lideró la desarticulación de quioscos a nivel regional, teniendo en cuenta los números de la Nación únicamente. Santiago del Estero, con 55, se situó en el segundo lugar. Le siguieron: Salta (47), Catamarca (35) y Jujuy (15). También fue muy superior a otros estados que cuentan con mayor población, como Córdoba (66) y Mendoza (28).

Las cifras se dieron a conocer días después de que la Nación cuestionara la lentitud de la Justicia Federal para avanzar con las causas referidas al tráfico y comercialización de drogas en Tucumán. El informe, entonces, contradijo las críticas, ya que las tres provincias que lideraron el ranking cuentan con mayor presencia de fuerzas federales (Gendarmería Nacional y Prefectura Naval), y con más juzgados y fiscalías federales.

Tras el “capitalista”

“Cada vez que desarticulamos un quiosco, se puede llegar al vendedor o al capitalista. Este programa el objetivo que tiene es el punto de venta, que es el final de una cadena”, explicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cuando brindó datos del Programa Nacional de Intervención contra la Comercialización de Drogas.

La funcionaria agregó que el objetivo del plan es reducir el microtráfico de drogas a nivel barrial, que los PIC no vuelvan a abrir nunca más y que la denuncia de la gente tenga un valor social.

El secretario de Narcotráfico, Martín Verrier, explicó, según se consignó en un despacho de la agencia Telam, que las fuentes de información son las denuncias realizadas por los vecinos a la línea 134; la inteligencia criminal; los fiscales, especialmente en las provincias donde la lucha contra el narcotráfico fue desfederalizada, y las intendencias, que aportan información a través de vecinos o foros de seguridad.

“La gente se siente más insegura donde hay microtráfico que donde hay homicidios”, sostuvo, por su parte, el secretario de Seguridad nacional, Eugenio Burzaco.

“Barrido por barrios”

“Estamos trabajando fuerte en la lucha contra el narcomenudeo. Y nos falta mucho más todavía”, reconoció el secretario de Lucha contra el Narcotráfico de la provincia, Carlos Driollet.

El funcionario destacó que es fundamental que en Tucumán se desfederalice la lucha contra el microtráfico. “Nos ayudará muchísimo a realizar otro tipo de acciones. Lo ideal sería que no se hagan allanamientos aislados, sino que se puede realizar acciones de barrido por barrios. Y estas acciones deben ser acompañados por otros ministerios para que los vendedores no vuelvan más”, agregó en una entrevista con LA GACETA.

“Tenemos que entender que el narcomenudeo es una actividad que está destruyendo los hogares tucumanos y que es una de las principales fuentes de la inseguridad de la provincia. Por eso compartimos la idea del Ministerio Público Fiscal de hacerse cargo de las investigaciones de esta actividad”, concluyó.

Comentarios