París veda el 60% de los autos por la ola de calor

Las altas temperaturas empeoraron la contaminación del aire. Sólo pueden circular los vehículos a nafta que fueron matriculados desde 2006; y los diesel patentados desde 2011.

29 Jun 2019
1

CALCINÁNDOSE. La máxima de ayer fue de 34°. Hoy llegaría a 36°. Reuters

PARÍS.- Las autoridades de París adoptaron las restricciones más drásticas de su historia y prohibieron la circulación de más de la mitad de los automóviles matriculados en la región, ya que una ola de calor sin precedentes ha empeorado la contaminación del aire.

La prohibición de los autos más viejos y menos eficientes fue impuesta el miércoles y está previsto que se mantenga dentro de la segunda circunvalación de la A86 -que abarca París y las 79 ciudades que la rodean- mientras dure el calor.

La empresa AAA Data dijo que están afectados casi cinco millones de vehículos registrados en el área de Île-de-France -en torno de París-, cerca del 60% del total.

El tráfico era más ligero en París, pero no de forma significativa. Varios conductores dijeron que muchos estaban ignorando las restricciones porque las multas por incumplirlas -68 euros (77 dólares) para los autos y 135 euros para las furgonetas- son muy bajas.

Las autoridades francesas también intensificaron el jueves las restricciones sobre el uso del agua, a medida que extensas zonas de Europa occidental seguían sufriendo una intensa ola de calor.

La prohibición de manejar en París fue impuesta en virtud del nuevo sistema de pegatinas de colores “Crit’Air”, que clasifica los autos por antigüedad y niveles de contaminación.

Sólo los vehículos eléctricos o de hidrógeno, los autos a nafta matriculados después de enero de 2006 y los diesel matriculados desdede enero de 2011 -correspondientes a los niveles “1” y “2” de “5” en “Crit’Air”- tienen autorización para circular.

Los automovilistas criticaron la prohibición, diciendo que no es eficaz para reducir la contaminación. “Hay una especie de histeria sobre la contaminación. Es exagerado”, dijo Julian Constantini, de la federación de automovilistas FFAC. (Reuters)

Temas

París
Comentarios