Campeonato Argentino de Rally: un podio en buena hora

Morán fue segundo en Esquel.

17 Jun 2019

Pablo Morán fue el único de los tres tucumanos que pudo terminar el exigente rally de Esquel. La cuarta fecha estuvo marcada por las temperaturas bajo cero, la nieve y los suelos congelados. Una mezcla que a Gerónimo Padilla y a Ricardo Collado no les sentó bien en el último día.

Morán festejó el segundo puesto en la clase Junior, casi como un triunfo. No pudo haber sido más acertado el coqueto reloj que se llevó de trofeo porque una actuación como la que tuvo llegó en una buena hora. “Le pusimos muchas ganas al auto en las semanas previas”, destacó Morán. “Gonzalo González y su hermano trabajaron mucho”, elogió Morán. Nadie se quedó de brazos cruzados por el parate de más de un mes en el taller familiar. “En la fecha pasada, el auto ya había mejorado, pero para Esquel lo mejoramos mucho más. Por suerte el auto está más manejable”, reconoció.

Volverse con un resultado flojo no era opción por la apuesta económica realizada para viajar tantos kilómetros. Eso también se suma a la importancia del rendimiento del Ford Fiesta Kinetic que por momentos durante la segunda etapa de la carrera patagónica estuvo en punta. Finalmente el que ganó en la clase fue Esteban Bilbao. El bonaerense que si bien aprovechó los problemas de varios rivales que batallaban por la victoria, tuvo que lidar con el acecho de Morán, a quien finalmente aventajó por 46”9/10.

Con el segundo puesto en Chubut, Morán está quinto en el certamen, a 69 puntos de Lucas Machado. “Estamos muy motivados y no vemos las horas que sea la próxima fecha”, dijo Morán que junto a su navegante Pablo González correrán del 5 al 7 de julio en Goya, Corrientes.

Tanto Padilla como Collado sufrieron sus percances en el primer especial. “Gero” tuvo un vuelco sin consecuencias físicas para su navegante, Nicolás García, ni para él. El VW Polo Maxi Rally tampoco sufrió serios daños. “Lo que pasó es que no había nadie que nos ayude a darlo vuelta. A la asistencia, llegamos con el auto andando”, contó Padilla que estaba tercero y optimista con poder reducir la ventaja con respecto al cordobés Marcos Ligato, ganador de la carrera.

En el caso de “Corcho” una enorme piedra en el centro de la huella, golpeó letalmente la parrilla izquierda. “Pude esquivarla un poco, pero era tan grande que la cortó”, relató Collado que corrió con un Ford Fiesta de la clase Junior.

Comentarios