Federal A: no está muerto quien pelea

Aunque jugó mejor, San Jorge empató con Alvarado y deberá buscar la hazaña en “La Feliz”

17 Jun 2019 Por José Miguel Manrique

En una jornada convulsionada en todo el país por el histórico apagón, San Jorge no pudo lograr una sonrisa amplia en el duelo contra Alvarado, por la ida de la reválida para definir el segundo ascenso a la B Nacional.

Está claro que a los partidos no se los ganan con méritos; son los goles los que aseguran triunfos. Y eso, justamente, fue el mayor déficit que mostró el equipo dirigido por Víctor Nazareno Godoy, en la gélida siesta de San Andrés.

El “Expreso Verde” no supo concretar en la red todas las posibilidades que tuvo ante un Alvarado que se vio superado por el accionar local y que casi se limitó a defender su arco, para llegar a la revancha, que jugará ante su público, en ingualdad de condiciones.

San Jorge puso todo lo que hay que poner en estas circunstancias. Ganas, corazón, humildad y a todo eso le sumó algunos pasajes de buen fútbol.

En el primer tiempo contó con las posibilidades más claras. A los 14 minutos tras una perfecta triangulación entre Álvaro Pavón y Ricardo Tapia, Martín Peralta casi marca, de cabeza el primer tanto. Pero Matías Degra respondió con firmeza.

Minutos más tarde, el mismo Degra evito la caída de su valla al despejar desde el suelo, con su pies izquierdo, el remate a quemarropa de Emanuel Cuevas. Seguidamentee, propio Cuevas hizo estrellar su remate en el palo izquierdo del arco marplatense.

La única llegada con claridad que tuvo la visita se produjo cuando expiraba el primer segmento. Nicolás Carrizo en una gran reacción le tapo el remate a Emiliano López.

En el complemento, San Jorge salió a buscar el triunfo, pero otra vez no tuvo la suficiente agresividad para doblegar a un Alvarado que se refugio en su sector, apostando a un contragolpe que nunca llego.

Los cambios que introdujeron los entrenador Godoy y Mauricio Gigante, no cambiaron el rumbo. El conjunto anfitrión continuó manejando con criterio el destino de la pelota, pero sin lastimar. Ni Cristian Ibarra, ni Leonardo Valdez, aportaron lo suficiente como para desequilibrar el marcador.

Alvarado, por su parte, conforme con el resultado y con las inclusiones de Cristian Canuhé, Rodrigo Depetris y Germán Mendoza, continuó en la suya: tratando de mantener la pelota lejos de la zona de peligro para conservar el arco en cero. Cosa que logró concretar. Por eso hubo festejo cuando el polémico árbitro Germán Méndez Cedro hizo sonar el pitazo que para dar por finalizado el partido.

Al final los protagonistas se quedaron con distintas sensaciones. En el local, con el lamento que pudieron haber ganado. En la visita con el festejo por la igualdad. La definición queda en suspenso a la definición que será el próximo domingo a las 19:30 en el estadio “José María Minella”, de Mar del Plata. Acá no existe la ventaja deportiva ni los goles de visitante, por lo que el ascenso de definirá en los 90’ reglamentarios. En caso de que la parda no se modifique, el nuevo equipo de la B se conocerá a través de una definición por penales.

Comentarios