La primera misa en Notre Dame luego del incendio fue con cascos

Francia sólo recibió el 9% de las donaciones prometidas para reconstruir la catedral. El rector de la catedral dijo que la ceremonia fue simbólica. El objetivo: mostrar que “Nuestra Dama” de París sigue viva.

16 Jun 2019
1

COMUNIÓN. El arzobispo de París, Michel Aupetit, presidió el oficio. Los religiosos debieron observar normas de seguridad por el riesgo de derrumbe. reuters

PARÍS.- La existencia religiosa continúa en la catedral de Notre-Dame. Una pequeña congregación protegida con cascos blancos asistió ayer a misa en el templo gótico, en el primer servicio religioso desde el incendio de abril. Patrick Chauvet, rector de la catedral, explicó que fue un oficio simbólico para mostrar que Notre-Dame “sigue viva”.

La misa conmemoró la consagración de la catedral como lugar de culto. Se llevó a cabo en una capilla lateral que sobrevivió ilesa al incendio del 15 de abril. Asistieron alrededor de 30 personas, todas con cascos.

El arzobispo de París, Michel Aupetit, comentó que fue “un poco extraño” celebrar el oficio con la cabeza protegida. Los sacerdotes, ataviados con atuendos ceremoniales blancos y estolas amarillas, sólo se quitaron los casos durante la comunión.

“Con mucha emoción estamos aquí para celebrar la consagración de la catedral. Es un mensaje de esperanza para todos los que se sintieron conmovidos por lo que pasó”, transmitió Aupetit durante la ceremonia, transmitida en directo por un canal religioso de televisión.

“Puede derrumbarse”

El ministro de Cultura francés, Franck Riester, ofreció una entrevista en la cadena France 2, donde informó de que el Gobierno sólo ha recibido el 9% de las donaciones prometidas, o sea, € 80 millones de los 850 anunciados. “Notre-Dame de París está aún en situación frágil, especialmente en la bóveda, que aún no se ha asegurado, y puede derrumbarse”, alertó Riester.

La parte superior de la catedral se incendió el 15 de abril, pero todavía no están claras la causas del fuego que devoró la mítica aguja y gran parte del techo. (Reuters y Télam)

En Esta Nota

FranciaParís
Comentarios