Burro de Arranque, una banda entre aceleradas de motos y asados

El grupo presenta su nuevo disco, “Prendé el fuego”, que refiere a su pasión por la música, la mecánica y la parrilla. Una provincia de covers.

14 Jun 2019
1

LAS TEMÁTICAS. Burro de Arranque compone historias de viajes y rutas, y se queja de los chalecos flúor. prensa

ACTÚA HOY

• A las 23.30 en Pueblo Rock, en avenida Mitre 826.

Habrá mucho hard rock estilo Motorhead y Riff; también matices del folk sureño norteamericano como Lynyrd Skynyrd, lo clásico del country como Johnny Cash y la magia del blues no puede faltar en esta fusión, de la que Pappo sería un gran referente en todas sus facetas. Por ello, las motos no pueden faltar.

Ese es el combo de Burro de Arranque, que esta noche presentará su nuevo disco “Prendé el fuego”. La banda creada en 2013 está integrada por Gonzalo Fares en guitarra y voz, Facundo Castelli en batería y Gustavo Pérez Rossi en bajo. En 2016 editó su primer disco “Descontrol remoto”; en la flamante producción hay 12 canciones compuestas por Fares, y ese combo citado arriba se puede escuchar en temas como “Azul oscuro”, “Ratas”, “Ángel” y “Burro the arranque”.

“Somos un grupo de amigos que venimos de otras bandas, que además de la música nos une las motos. Los viajes y la ruta terminan de dar la esencia a nuestra propuesta musical. También el nombre proviene desde ese lugar, ya que el burro de arranque es una pieza fundamental en la mecánica”, le cuenta Fares a LA GACETA.

- ¿De qué hablan los temas?

- Todas las canciones del nuevo disco son de autoría propia, con una temática que fluctúa sobre nuestras experiencias personales, las historias de viajes, los momentos compartidos con infinidad de amigos y, por supuesto, siempre hay alguna mujer que golpea fuerte al corazón. También aparece una que otra inquietud social que amerita un descargo, como el rechazo a los chalecos flúor para las motos, (así se manifiesta en “Ratas”).

- ¿Y “Prendé el fuego”?

- El título no es ni más ni menos que la referencia misma a “comamos un asado”, ya que gran parte del proceso de la banda se forjó frente a una parrilla. Creíamos que era menester que el disco llevara ese nombre.

- Son indiferentes a la realidad...

- No, no podemos ser indiferentes a lo que sucede, por supuesto que cada uno vive sus realidades y la de nosotros, como banda, es una muy difícil; el poder dedicarse de lleno a este proyecto en un lugar como Tucumán es verdaderamente muy complicado. Vivimos en la provincia de los covers y de la música popular, así que resulta complejo tener acceso a un público fluido haciendo canciones propias, de rock y sin un megaaparato publicitario que te respalde. Por lo menos, el miércoles renunció Mauricio Guzmán al Ente Cultural y eso es una buena noticia. Tal vez el nuevo funcionario se anime a jugársela un poco más por la escena local.

Comentarios