Disturbios y balas de goma en El Naranjo por los resultados del domingo

Una quincena de manifestantes ingresaron a la sede de la comuna, pero fueron dispersados por la Policía. Denuncian supuesto fraude.

11 Jun 2019
3

Un grupo de habitantes de la localidad de El Naranjo y El Sunchal, en el departamento de Burruyacu, ingresaron esta noche el edificio de la comuna para denunciar un supuesto fraude electoral en los comicios del domingo. Alrededor de una quincena de manifestantes quemaron palos y cubiertas, y entraron por la fuerza a la sede ante el descontento de los resultados.

Según el escrutinio provisorio, Amanda “Cotona” Grau (Movimiento de Integración Federal) se impuso por más de 300 votos a sobre Oscar Eduardo Vélez (Comunidad en Organización) para ser la nueva comisionada rural de ese pueblo de Burruyacu.

La actual comisionara rural e hija de Grau, Maia Martínez, afirmó que personal de la Policía y de Infantería intervino y logró dispersar a los manifestantes, entre los que se encontrarían algunos de los candidatos que no resultaron electos (se postularon nueve dirigentes).

“Han saltado, han abierto las puertas, pero ya se calmó todo. Parece que tenían intenciones de quemar la comuna, pero se arrepintieron y se agarraron con la Policía”, dijo en diálogo con este diario.

Los manifestantes fueron dispersados por la Policía con balas de goma y enviaron a LA GACETA fotografías de las lesiones que les provocaron las postas en la piel.

El domingo se habilitaron siete mesas en el pueblo, las cuales fueron escrutadas en su totalidad de manera provisoria. Según la información cargada en el portal www.datosoficiales.com, Grau obtuvo 831 votos (45,84%) contra los 522 (28,79%) que logró Vélez, que quedó segundo, de acuerdo al conteo realizado por la empresa de logística MSA.

Los manifestantes, entre los que se encontrarían algunos de los que fueron candidatos, insistieron con que en el padrón se incluyó a personas que no residen en El Naranjo y El Sunchal o que ya habían fallecido.

Las supuestas irregularidades ya habían sido denunciadas en mayo por Luis Zelaya, quien hizo presentaciones ante la Junta Electoral Provincial (JEP), aunque no firmó la ratificación de la denuncia. El dirigente, que dijo que debió irse del pueblo, había dicho que lo corrieron de dos acoples oficialistas por haber realizado estas denuncias. Sin embargo, el domingo se enteró en el cuarto oscuro que finalmente figuraba en las boletas como candidato por el Partido de la Justicia y la Victoria. “Me quieren dejar en ridículo. Ni yo me voté”, se había quejado.

Temas

Burruyacu
Comentarios