Tarantino pidió que no se revelen claves de la trama de su filme

En una carta a los críticos de cine, el director de “Había una vez en Hollywood” imitó a los realizadores de “Avengers: Infinity war”

21 May 2019
2

REUNION CUMBRE. Brad Pitt, Leonardo Di Caprio y Al Pacino en una escena de la película de Tarantino.

A la curiosidad general por el estreno en Cannes de “Había una vez en Hollywood”, la nueva película de Quentin Tarantino, se sumó un insólito pedido del director. Tal como hicieron los realizadores del último filme de la saga “Avengers”, el autor de “Tiempos violentos” solicitó a los críticos no spoilear la trama de su nueva obra, que para muchos es la película más esperada del año.

El director compartió una carta en la que insta a los periodistas que asisten al festival de la Riviera francesa a mantener en secreto los giros importantes del guión. El hecho sorprendió a la prensa, dado que Tarantino nunca había tenido reparos con el tema de los spoilers en el pasado. Al parecer, su más reciente cinta tiene algunas sorpresas para el público que a él le gustaría mantener en secreto.

Aunque en la nota no se menciona la palabra spoiler, sí en el hashtag que el director de “Perros de la calle” utilizó en la cuenta de twitter de la película, #NoSpoilersInHollywood, la red social en la que dio a conocer el texto. Remarca en su escrito que quiere evitar que se revele algo “que impida a las audiencias posteriores experimentar la película de la misma manera”.

Muchos opinan que se trata de una estrategia publicitaria para promocionar el filme, del que ya se dice podría ser uno de los favoritos en los Oscar 2020 y quizás a la Palma de Oro del reconocido certamen francés, que concluye este fin de semana.

Grandes figuras

El primer tráiler que se difundió de “Había una vez en Hollywood”, la novena película del cineasta, emocionó a los cinéfilos. De nuevo logró ensamblar un elenco envidiable en el que se destaca Leonardo DiCaprio, con quien ya había trabajado en “Django sin cadenas”. Luego de cuatro años de ausencia en la dirección, después de “Los 8 más odiados”, regresa con una comedia muy oscura coprotagonizada por Brad Pitt, para contar uno de los capítulos más trágicos en Hollywood.

La trama se centra en el panorama cambiante de la Meca del cine a finales de los años 60, cuando la industria empezaba a olvidarse de los pilares clásicos. La estrella de un western televisivo, Rick Dalton (DiCaprio), intenta amoldarse a estos cambios al mismo tiempo que su doble (Pitt). Sin embargo, la vida de Dalton parece que está ligada a sus raíces de Hollywood, ya que es vecino de la actriz y modelo Sharon Tate (Margot Robbie), víctima de la familia Manson en la matanza de agosto de 1969.

Otro actor legendario en el reparto es Al Pacino, que interpreta a Marvin Schwarzs, productor de Hollywood y agente de Rick Dalton. Damon Harriman interpreta a Charles Manson, y Dakota Fanning da vida a Lynette Squeaky Fromme, una seguidora de Manson; y el actor Mike Moh dará vida a Bruce Lee, que fue el coreógrafo de las escenas de lucha en la película “Wrecking crew”, protagonizada por Tate.

Otros de los actores habituales en las películas de Tarantino tendrán pequeñas participaciones: Tim Roth, Michael Madsen, Kurt Russell y Zoë Bell, además de haber sido la última actuación del fallecido Luke Perry.

El filme se ambienta en plena revolución hippie, el movimiento contracultural que predica la paz y el amor, y en la época del Festival de Woodstrock. Por esos días, Manson reunió fieles adeptos a un culto violento y psicodélico que utilizó drogas y distorsiona la ideología hippie.

Paralelamente, Hollywood también está viviendo su propia revolución: la época dorada del cine está llegando a su fin, los directores más rebeldes toman la iniciativa en la industria y darán inicio al movimiento conocido como New Hollywood. Estos son algunos de los temas de fondo en la película, ya que Manson y su clan son tan solo una parte de la historia.

> La alfombra roja se volvió verde
Manifestantes en el estreno del documental “Que sea ley”

Agitando pañuelos verdes y cantando “solidaridad para las mujeres”, un equipo de rodaje argentino y varias docenas de activistas coparon la alfombra roja de Cannes en el estreno del documental “Que sea ley”. El filme sigue la batalla por lograr la aprobación de un proyecto de ley para legalizar el aborto en Argentina, que el año pasado fue aprobado en Diputados y rechazado en el Senado, entre masivas manifestaciones. El director del documental, Juan Solanas, hijo de Fernando Pino Solanas, dijo que su mayor desafío fue buscar el equilibrio a la hora de mostrar las posturas de quienes defienden la ley y de quienes la rechazan. “Lo hice desde una especie de necesidad militante, de argentino que me da vergüenza que la ley no exista”, afirmó el realizador.

Comentarios