En 2018, hubo unos 41 millones de desplazados

Récord de refugiados dentro del mismo país.

11 May 2019

OSLO, Noruega.- El Centro de Vigilancia de los Desplazados Internos del Consejo Noruego para Refugiados indicó que 41,3 millones de personas se desplazaron dentro de sus propios países por conflictos armados, violencia y desastres climáticos, informaron desde las Naciones Unidas. “Es el resultado de años de desplazamientos cíclicos y prolongados, y del alto número de nuevos desplazamientos internos registrados -unos 28 millones- debidos a los conflictos, la violencia generalizada y los desastres naturales que tuvieron lugar entre enero y diciembre de 2018”, agregaron desde el organismo.

Las mudanzas por motivos meteorológicos afectaron a 17,2 millones de personas en 2018, fundamentalmente motivados por ciclones tropicales, inundaciones causadas por las lluvias monzónicas e incendios forestales, explicaron.

Entre los países afectados tanto por la violencia humana como por fenómenos climáticos extremos se destacan Afganistán, con una seguía que provocó más desplazamientos que el conflicto armado, y la crisis en el nordeste de Nigeria, agravada por las inundaciones que afectaron al 80% del terrritorio.

La mayor parte de los casi 11 millones de desplazaros por conflictos en 2018 se registró en la República del Congo, Siria, Etiopía, Camerún y en partes de Nigeria.

La directora del Centro de Vigilancia de los Desplazados Internos, Alexandra Bilak, destacó que el estudio muestra que los mismos motivos que impulsaron a la gente a abandonar sus hogares “ahora les impiden regresar o encontrar respuestas donde se asentaron”.

En el continente americano, la mayor parte de los 1,7 millones de desplazados por desastres climatológicos se registró en Estados Unidos, mientras que la cifra de afectados por conflictos en América Central y Sudamérica subió a 400.000.

El estudio destacó la falta de datos sobre la situación de los desplazados internos en Venezuela, así como 11.000 migraciones en México provocadas por el tráfico de drogas. (Télam)

Comentarios